Artículos
 
 
 
Buscador de artículos
  
 
 
ImprimirImprimir    
 
Artículo publicado el 20/6/2012   
 
 

JUICIO VERBAL. LA RECONVENCIÓN Y LA COMPESACIÓN


 
Documento extractado del Curso Práctico de Derecho Procesal Civil de Editorial Lex Nova

Sabido es que el demandado puede adoptar varias posturas ante la demanda: no hacer nada y quedar rebelde; comparecer solamente; comparecer el día de la vista y oponerse, y hacer algo más que oponerse: reconvenir, esto es, aprovechando que hay un proceso pendiente plantear una nueva demanda para que sea resuelta en el mismo juicio con una misma sentencia.

El artículo 438 de la LEC exige varios requisitos para reconvenir en el juicio verbal:

1.º  Que se notifique al actor cinco días antes de la vista. ¿Qué significa notificar? Podría pensarse que basta con un mero anuncio, pero no es así. Notificar significa plantear la demanda reconvencional en toda su extensión y con todos sus documentos. Se trata, en definitiva, de que el actor conozca perfectamente a lo que se tiene que enfrentar en el acto del juicio verbal, igual que lo sabe el demandado con respecto a la demanda.

Este momento se ha entendido por diversas juntas de jueces (como Zaragoza y Barcelona) como un plazo que se impone implícitamente al demandado. Éste, cinco días antes del juicio, ha debido presentar la demanda reconvencional para que el Juzgado se lo notifique al actor, pero puede hacerlo antes sin que exista un plazo determinado para su presentación que, insisto, viene marcada por la notificación al actor cinco días antes de la vista. ¿Qué puede ocurrir si no hay tiempo para dar traslado de la reconvención al actor?: inevitablemente la suspensión con nuevo señalamiento.

Señala Guillermo ROMERO GARCÍA-MORA que «(...) es una norma más respetuosa con las garantías procesales del destinatario de la reconvención, que no habrá de verse sorprendido por una reconvención en el mismo acto de juicio, adoptándose de este modo una norma similar a la ya existente en la Ley de Procedimiento Laboral, donde sólo se admite la reconvención si ésta fue anunciada en la conciliación previa al proceso o en la contestación a la reclamación previa, y hubiese expresado el reconviniente los hechos en que se funda y la petición en que se concreta. Empero, la aparente sencillez de esta norma, introducida en el texto definitivo pero que no figuraba en el Anteproyecto, no es tal si se la examina con más detenimiento, pues debiera haber previsto el legislador el modo de comparecer del demandado reconviniente, que con carácter general no comparecerá formalmente sino hasta el acto de la vista (artículo 443) y, en concreto, si es posible reconvenir reservándose el demandado la contestación hasta el acto de la vista, o si ya en el planteamiento de la reconvención debe personarse formalmente. Asimismo, la cuestión de los plazos no aparece resuelta de modo adecuado, pues no olvidemos que presentada la demanda de juicio verbal, de resultar admisible, a ello se accederá por medio de auto, donde asimismo se contendrá el señalamiento para la vista que no habrá de exceder de veinte días (artículo 440), si el plazo efectivamente se cumpliera —lo que resultará especialmente complicado donde existan servicios comunes de notificaciones—, ágil deberá ser el demandado para reconvenir de modo tal que al actor se le dé traslado de la reconvención con al menos los cinco días que la norma postula. No obstante, de la parquedad de la norma hemos de deducir que aun cuando el tribunal dé traslado al actor de la reconvención, no se entenderá formulada sino hasta el acto de juicio, de tal forma que no procede a limine entrar a considerar si la reconvención planteada cumple con los requisitos para su admisión (conexidad...), siendo suficiente con el dictado de una mera providencia dando traslado al demandante de la reconvención, lo que en la medida de lo posible, contribuirá al cumplimiento de los plazos».

¿Y quién se lo ha de notificar al actor? Entiendo que podría realizarse directamente por el demandado al actor mediante telegrama, burofax o cualquier otro medio que permita acreditar su constancia. Cuando el actor está personado con procurador, aunque presente el demandado el escrito de reconvención ante el Juzgado, en virtud del cumplimiento obligado del artículo 276, la parte actora tendrá conocimiento inmediato de la reconvención. Sin embargo, en los supuestos en los que el actor actúe sin procurador deberá ser el Juzgado el que haga el oportuno traslado.

2.º  Que no determine la improcedencia del juicio verbal, esto es, que la demanda no supere los 3.000 euros (hoy 6.000 euros).

3.º  Que exista conexión entre la pretensión de la demanda principal y la reconvencional. No pueden ser por ello pretensiones que no tengan relación (al igual que se establece en el procedimiento principal). Para apreciar la conexión deberá estarse a lo establecido en el artículo 72, que regula la acumulación subjetiva de acciones.

4.º  Un requisito negativo: no se admite reconvención en los juicios que finalicen por sentencia que no tenga valor de cosa juzgada.

En cuanto a la forma que ha de adoptar la demanda reconvencional, todos los autores coinciden en la necesidad de que se realice por escrito, acompañando todos los documentos procesales y materiales que fundamenten su pretensión. Sabido es que en la regulación del juicio ordinario se inadmite la reconvención implícita.

Una de las mayores novedades que introdujo la nueva regulación de la reconvención en el proceso ordinario es la posibilidad de que se dirija contra un tercero («x» demanda contra «y» por creerle responsable de un accidente de tráfico; «y» reconviene y demanda contra «x» por creer que la culpa fue suya y contra «z», que es su aseguradora). ¿Rige esta novedad en el juicio verbal? Del tenor literal del artículo 438.1, párrafo segundo, parece que al no estar prevista expresamente esta posibilidad, pues sólo cita al actor, debería denegarse, mientras que por el contrario sí que está expresamente regulada en el artículo 407.1 para el juicio ordinario. Téngase en cuenta además que no existe una norma expresa que indique la aplicación supletoria de las normas del juicio ordinario al verbal. Si no admitimos la reconvención frente a terceros que reúnan los requisitos del artículo 407 se tendrían que acumular los procesos si es procedente (véase el artículo 78.2).

En sentido contrario Juan F. GARNICA («El juicio verbal común y sus especialidades») se decanta abiertamente por la admisión de la reconvención contra terceros para evitar posteriores acumulaciones. El problema que señala este autor está en que en muchos casos existirán suspensiones por la imposibilidad de citar a tiempo a los terceros.

Los párrafos tercero y cuarto del artículo 438 establecen que «Cuando en los juicios verbales el demandado oponga un crédito compensable, deberá notificárselo al actor al menos cinco días antes de la vista.

Si la cuantía del crédito compensable que pudiere alegar el demandado fuese superior a la que determine que se siga el juicio verbal, el tribunal tendrá por no hecha tal alegación, advirtiéndolo así al demandado, para que use de su derecho ante el tribunal y por los trámites que correspondan».

Guillermo ROMERO, por su parte, señala que: «En cuanto a la oposición de un crédito compensable, que como vimos, en el juicio ordinario podía el actor entrar a contestar cual si de una reconvención se tratase, aun cuando no se prevea así expresamente por la Ley debemos entender que también cabrá en el juicio verbal, pues de no de otro modo podría entenderse que de la oposición del crédito compensable haya de darse traslado al actor al menos cinco días antes de la vista, cual si de una reconvención, pues, se tratase. El legislador, finalmente, ha optado por eliminar el requisito formal que se exigía en el Anteproyecto para poder oponer el crédito compensable, que éste constase en documento público. Con buen criterio, además, si la cuantía del crédito compensable excede del límite propio del juicio verbal se tendrá por no hecha su oposición y el demandado deberá usar de su derecho en proceso aparte. A diferencia del juicio ordinario, no se presta el mismo tratamiento a la alegación de nulidad del negocio, que en dicho proceso vimos que podía ser contestada por el actor —si éste así lo pedía— aun alegada la nulidad como mera oposición, en el juicio verbal sin embargo, alegada la nulidad del negocio como excepción no cabrá aquel singular tratamiento. La omisión por la Ley de qué tratamiento haya de darse a esta alegación en el juicio verbal conduce a pensar que será tratada como mera excepción, sin que sea posible darle el singular tratamiento propio de las excepciones reconvencionales, lo que la Ley no autoriza, y sin que tampoco sea posible tener esta alegación, sin más, como reconvención, pues no es ésta la solución general por la que el legislador optó, ni para el juicio ordinario ni para el verbal, ya que en ambos casos es al actor a quien debe convenir entrar a contestar las excepciones reconvencionales». Sentencia de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, Sección 3.ª, de 27 de abril de 2007, «Cuando en los juicios verbales el demandado oponga un crédito compensable, deberá notificarlo al actor, al menos cinco días antes de la vista»; Sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona, Sección 13.ª, de 30 de octubre de 2006: «La compensación puede ser solicitada por vía de excepción sin necesidad de plantear reconvención pero, en caso de los juicios verbales, notificándoselo al actor al menos cinco días antes de la vista».

 
 
Practicum
Practicum Contable 2015
 
Acceso a través de Internet a información jurídica relacionada con el Derecho