Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Noticias
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 
Se encuentran en trámite 18.838 expedientes, con un alcance económico total de 1.053,7 millones de euros
Intereses de demora en la devolución de tributos
Eugenio Simón Acosta-04/07/2017-06:30

El Tribunal Supremo ha admitido a trámite un recurso de casación, en el que van a resolverse, por fin, algunas cuestiones debatidas que surgen a propósito de la devolución de ingresos de dudosa naturaleza y del devengo de intereses de demora, por el retraso en el pago de intereses de demora liquidados por la Administración tributaria.

El asunto de fondo que origina el pleito en que se dictó la sentencia impugnada es agua pasada, pero no está de más recordarlo, en cuanto condiciona la solución de un problema procedimental que es importante que jurisprudencialmente se aclare. Se trataba de la discriminación que padecían las instituciones de inversión colectiva de la Unión Europea que operaban en España sin mediación de establecimiento permanente. La Administración no devolvía a estas entidades las retenciones liberatorias del Impuesto sobre la Renta de No Residentes y de este modo soportaban un impuesto del 15% ó 18% sobre los dividendos percibidos en España, a diferencia de las entidades residentes gravadas con el tipo especial del Impuesto sobre Sociedades del 1%. El carácter discriminatorio de este tratamiento fue declarado por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, reiterado por nuestro Tribunal Supremo y finalmente corregido con carácter general por la Ley 2/2010, de 1 de marzo, que añadió dos nuevas letras k) y l) al artículo 14.1 del Texto Refundido del Impuesto sobre la Renta de No Residentes.

Las cuestiones que ahora interesan y que proporcionan interés casacional al recurso, según el Auto de la Sala de Admisión de 17/05/2017 (ponencia del Magistrado Manuel Vicente Garzón Herrero) son de carácter accesorio, pero de extraordinaria relevancia práctica. De un lado, la determinación del procedimiento que ha de seguirse para obtener la devolución del exceso de retenciones sobre el impuesto máximo que definitivamente se puede exigir a las entidades europeas de inversión colectiva (1%) para que no resulten discriminadas. Por otra parte, el problema de si la Administración tributaria debe o no satisfacer intereses por el retraso en el pago de los intereses que ha de reconocer a las entidades extranjeras a las que se practicaron retenciones excesivas.

Datos de la Abogacía del Estado

De la importancia práctica de la sentencia que dicte la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo hablan los datos aportados por la Abogacía del Estado. Se encuentran en trámite 18.838 expedientes similares ante la Agencia Estatal de Administración Tributaria y ante los Tribunales Económico-Administrativos, con un alcance económico total de 1.053,7 millones de euros.

Sería temerario por mi parte avanzar una respuesta a estas preguntas en el breve espacio de este comentario, habida cuenta de que el propio Tribunal Supremo reconoce que son temas complejos y que pronto va a pronunciarse sobre ellos. Sólo pretendo dar noticia de la litispendencia y de los términos en que está planteado el debate.

La determinación del procedimiento a seguir para obtener la devolución de las retenciones excesivas no es una simple cuestión adjetiva porque las normas que se aplican para determinar el tiempo durante el cual se devengan los intereses (y, por tanto, su importe) son diferentes según que se trate de devoluciones de ingresos indebidos o devoluciones ordinarias derivadas de la aplicación de las normas del tributo. En el primer caso la Administración tributaria está obligada a pagar intereses desde el mismo momento en que se efectuó el ingreso de las cantidades que debe devolver; en el segundo los intereses se devengan una vez transcurrido el plazo fijado en las normas reguladoras de cada tributo que será como máximo de seis meses, a tenor de lo establecido por el artículo 31.2 LGT. A primera vista se diría que no estamos ante ingresos indebidos, dado que la retención practicada se ajustó a lo previsto por la ley y no es discriminatoria en contra de las entidades no residentes, dado que todos los dividendos pagados por sociedades españolas están sometidos a retención cualquiera que sea el perceptor. Pero en contra se alega que Tribunal Supremo, en obiter dictum de la sentencia de 18 de septiembre de 2012, ha considerado que el ingreso que se produce en aplicación de una norma que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha estimado contraria al Derecho Comunitario ha de reputarse indebido.

La segunda cuestión sobre la que el Tribunal Supremo ha de pronunciarse es la de la admisibilidad o no del anatocismo en Derecho tributario. Como es sabido, en nuestro Derecho es regla general que los intereses vencidos devengan el interés legal desde que son judicialmente reclamados (artículo 1109 del Código Civil), de donde resultaría que no cabe exigirlos sobre los que se devenguen por la retención excesiva mientras estos no se hayan liquidado. En cualquier caso, el asunto es dudoso por la concurrencia de pronunciamientos del Alto Tribunal no suficientemente homogéneos.

Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Tarifa Plana
Foros Social
Foros Concursal 2017
Novedades Tienda 2017
 
Webinar precios de transferencia