Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Noticias
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 
Nuevo criterio para establecer la residencia fiscal
Davinia Rogel-16/04/2018-06:30

Una reciente sentencia del Tribunal Supremo ha cambiado el criterio tradicional utilizado por Hacienda para considerar a un contribuyente residente fiscal en España. Ahora, el único criterio relevante que debe ser considerado es el número de días efectivamente transcurridos en España, sin tener en cuenta otros aspectos como el centro de intereses económicos o vitales, que hasta ahora eran la excusa perfecta de la Administración Tributaria para recaudar impuestos en España.

  • La residencia fiscal no puede depender de la intención de los contribuyentes ni de los intereses económicos
  • El Tribunal Supremo basa la residencia fiscal en un criterio puramente matemático

Hasta el momento, un contribuyente era considerado residente en territorio español si se daba cualquiera de las siguientes circunstancias:

I.Permanecía más de 183 días, durante el año natural, en territorio español. Para determinar este período de permanencia en territorio español se computaban las ausencias esporádicas, salvo que el contribuyente acreditara su residencia fiscal en otro país.

II.Radicaba en España el núcleo principal o la base de sus actividades o intereses económicos.

III.Radicaba en España su centro de intereses vitales. Es decir, se presumía, salvo prueba en contrario, que el contribuyente tenía su residencia habitual en territorio español cuando su cónyuge no separado legalmente y los hijos menores de edad, residían habitualmente en España.

El criterio tradicional

En resumen, el criterio tradicional utilizado por Hacienda para determinar la residencia fiscal en territorio español, debía incluir las ausencias esporádicas en el cálculo de los 183 días transcurridos en España, excepto si el contribuyente acreditaba su residencia fiscal en otro país. En consecuencia, si no era posible probar la residencia fiscal en otro país, cualquier día que el contribuyente pasaba en el extranjero computaba para el cálculo de días transcurridos en España. Adicionalmente, Hacienda siempre sacaba a relucir criterios subjetivos, como la verdadera intención del contribuyente, para la determinación de la residencia fiscal.
 

¿Quiere leer el documento completo?

Compartir por email
Imprimir
 
 
 
TAZAS
Onesource
Dossier: RGPD
 
Tarifa plana
 
Autor
Davinia Rogel
Davinia Rogel
Davinia Rogel
  • Asociada Senior de Fiscal de Baker McKenzie