Doctrina Administrativa
 
 
 
Buscador de doctrina administrativa
  
 
 
ImprimirImprimir    
 

NTP 936 AGENTES QUÍMICOS: EVALUACIÓN CUALITATIVA Y SIMPLIFICADA DEL RIESGO POR INHALACIÓN (II). MODELO COSHH ESSENTIALS        


 

1. PRESENTACIÓN DEL MODELO «COSHH ESSENTIALS»
La normativa legal para la prevención del riesgo por exposición a agentes químicos en el Reino Unido se denomina COSHH (Control of Substances Hazardous to Health). La metodología cualitativa diseñada inicialmente para prestar apoyo a pequeños y medianos empresarios y también a técnicos de prevención para el cumplimiento de tal normativa, se denomina COSHH Essentials y es la que se expone en esta NTP.

Se trata de un modelo para determinar la medida de control adecuada a la operación que se está evaluando para reducir hasta un nivel aceptable el riesgo por inhalación de agentes químicos, y no propiamente para determinar el nivel de riesgo existente. Este es su punto más fuerte, puesto que proporciona soluciones de índole práctica en forma de numerosas «fichas de control». Los niveles de control que se obtienen en este método (y que remiten a las fichas de control según el tipo de operación) corresponden a niveles de riesgo «potencial», puesto que no intervienen las medidas de control existentes como variable de entrada del método.

En la página web del INSHT se ofrece un calculador para la aplicación de este modelo. Permite guardar y exportar a un fichero las operaciones y agentes introducidos así como los resultados de la evaluación del riesgo potencial.

El enlace es: http://riskquim.insht.es:86/riskquim/cb/


2. ETAPAS Y VARIABLES
Las diferentes etapas y las variables que intervienen en el modelo se detallan en la figura 1 y se describen a continuación.

Figura 1. Etapas y variables del modelo COSHH Essentials


Variable 1: Peligrosidad según frases R o frases H
La peligrosidad de las sustancias, según lo indicado en las tablas 1A y 1B, se clasifica en cinco categorías, A, B, C, D y E de nivel creciente en función de las frases que figuran en su etiqueta y ficha de datos de seguridad.

Solamente se clasifican las frases referidas a riesgos toxicológicos puesto que los riesgos de accidente químico o incendio y explosión están fuera del alcance de esta metodología, y por lo tanto deben evaluarse aparte.


 
A
R36, R38, R65, R67

Cualquier sustancia sin frases R contenidas en los grupos B a E

B R20/21/22, R68/20/21/22
C R23/24/25, R34, R35, R37, R37/38, R39/23/24/25, R41, R43, R48/20/21/22, R68/23/24/25
D R26/27/28, R39/26/27/28, R40, R48/23/24/25, R48/23/25, R48/24, R60, R61, R62, R63, R64
E Mut. Cat. 3 R40*, R42, R45, R46, R49, R68*
*Antes de 1997 la frase R40 se utilizaba para identificar a los mutágenos de 3.ª categoría según el RD 363/1995. Posteriormente a 1997,estos pasaron a identificarse con la R68 y la R40 se asignó solamente a los cancerígenos de 3.ª categoría. Se mantiene esta entrada en la tabla puesto que podrían existir agentes químicos todavía en uso que fueron adquiridos antes de 1997.

 
Tabla 1A. Clasificación de la peligrosidad de la agente según frases


 
A H303, H304, H305, H313, H315, H316, H318, H319, H320, H333, H336 Cualquier sustancia sin frases H contenidas en los grupos B a E
B H302, H312, H332, H371
C H301, H311, H314, H317, H318, H331, H335, H370, H373
D H300, H310, H330, H351, H360, H361, H362, H372
E H334, H340, H341, H350

 
Tabla 1B. Clasificación de la peligrosidad del agente según frases H

Cuando una sustancia tiene frases que corresponden a distintas categorías, siempre se clasifica la sustancia en la de mayor peligrosidad.

Además, algunas sustancias pueden presentar riesgos por contacto con la piel o las mucosas externas (tabla 2). Este modelo valora únicamente el riesgo por inhalación. Aún así la siguiente tabla permite identificar (no evaluar) el posible riesgo por contacto dérmico asignándole una categoría de riesgo S (skin, piel). En las Notas Técnicas de Prevención 895 y 896 se desarrollan metodologías de evaluación del riesgo por exposición dérmica.


 
R21 R27 R38 R48/24
R20/21 R27/28 R37/38 R48/23/24
R20/21/22 R26/27/28 R41 R48/23/24/25
R21/22 R26/27 R43 R48/24/25
R24 R34 R42/43 R66
R23/24 R35 R48/21  
R23/24/25 R36 R48/20/21  
R24/25 R36/37 R48/20/21/22  
  R36/38 R48/21/22  
  R36/37/38    
* Las cuatro columnas corresponden a peligrosidad creciente, aunque se trata sólo de la identificación del riesgo potencial, sin proseguir con la evaluación del riesgo.

 
Tabla 2. Agentes químicos peligrosos en contacto con la piel o los ojos*


Variable 2: Tendencia a pasar al ambiente
La tendencia a pasar al ambiente se clasifica en alta, media y baja y se mide, en el caso de líquidos, por su volatilidad y la temperatura de trabajo (figura 2), y en el de sólidos, por su tendencia a formar polvo cuando se manipulan (tabla 3).

Figura 2. Niveles de volatilidad de los líquidos


 
Baja Media Alta
Sustancias en forma de granza (pellets) que no tienen tendencia a romperse. No se aprecia polvo durante su manipulación.

Ejemplos: granza de PVC, escamas, pepitas, lentejas de sosa, etc.

Sólidos granulares o cristalinos. Se produce polvo durante su manipulación, que se deposita rápidamente, pudiéndose observar sobre las superficies adyacentes.

Ejemplo: polvo de detergente, etc.

Polvos finos y de baja densidad. Cuando se emplean se observa que se producen nubes de polvo que permanecen en suspensión durante varios minutos.

Ejemplos: cemento, negro de humo, yeso, etc.


 
Tabla 3. Tendencia de los sólidos a formar polvo

COSHH Essentials, en su ámbito de aplicación, excluye explícitamente los agentes en estado gaseoso y los líquidos manipulados por encima de su punto de ebullición.

Las 2 rectas definidas en este gráfico son:

Tebull =5 *Tproc + 50

Tebull=2 Tproc+10

donde:

Tebull es la temperatura de ebullición del líquido a la presión atmosférica y

Tproc la temperatura a la que se desarrolla la operación evaluada.

Las disoluciones acuosas de sólidos se tratan como líquidos de baja volatilidad, aunque el punto de ebullición del agua conduce normalmente a la zona de volatilidad media. Para las disoluciones de sólidos en otros disolventes, como normal general se toma la volatilidad del disolvente.


Variable 3: Cantidad de sustancia utilizada por operación
La cantidad de sustancia empleada se clasifica cualitativamente en pequeña, mediana o grande según lo indicado en la tabla 4.


 
Cantidad de sustancia Cantidad empleada por operación
Pequeña Gramos o mililitros
Mediana Kilogramos o litros
Grande Toneladas o metros cúbicos

 
Tabla 4. Cantidad de sustancia utilizada (en orden de magnitud)

Ante operaciones que generan aerosoles, la exposición potencial (volatilidad+cantidad) puede ser más elevada que la obtenida mediante el punto de ebullición del propelente o la pulverulencia del sólido por lo que se estudiará el caso individualmente, tomando en caso de duda el criterio más preventivo.


3. RESULTADO: RIESGO POTENCIAL Y NIVEL DE CONTROL REQUERIDO
Las categorías elegidas de las tres variables descritas se cruzan mediante la tabla 5, que indica cuatro posibles niveles de riesgo potencial y sus respectivas acciones preventivas. Independientemente del nivel de riesgo obtenido serán siempre de aplicación los principios generales de prevención establecidos en el artículo 4 del RD 374/2001.


 
Grado de peligrosidad Volatilidad/Pulverulencia
Cantidad usada Baja volatilidad o pulverulencia Media volatilidad Media Alta volatilidad o pulverulencia
A Pequeña 1 1 1 1
  Mediana 1 1 1 2
  Grande     2 2
B Pequeña 1 1 1 1
  Mediana 1 2 2 2
  Grande 1 2 3 3
C Pequeña 1 2 1 2
  Mediana 2 3 3 3
  Grande 2 4 4 4
D Pequeña 2 3 2 3
  Mediana 3 4 4 4
  Grande 3 4 4 4
E En todas las situaciones con sustancias de este grado de peligrosidad, se considerará que el nivel de riesgo es 4.

 
Tabla 5. Determinación del nivel de riesgo potencial por exposición a agentes químicos

Las acciones a tomar después de categorizar el riesgo potencial se detallan en la NTP 872 y pueden resumirse del siguiente modo:


Riesgo potencial 1
En estas situaciones el control de la exposición podrá lograrse, normalmente, mediante el empleo de ventilación general.

En la Guía Técnica del RD 374/2001, se ofrece un criterio en función de la peligrosidad de los agentes químicos para determinar si el riesgo es leve. El modelo COSHH Essentials va algo más allá, e incorpora la cantidad utilizada o manipulada y la tendencia a pasar al ambiente del agente químico, para obtener un juicio sobre la misma cuestión.

Es de destacar que si se expresa el riesgo leve en función de la cantidad (tal y como se menciona en el artículo 3.3 del RD 374/2001), de la tabla 5 se deduce que cuando la cantidad de agente químico utilizada o manipulada es baja, el riesgo siempre es leve para agentes del nivel de peligrosidad A y B. Para agentes de nivel de peligrosidad C también lo es cuando estos manifiestan poca tendencia a pasar al ambiente (baja volatilidad a la temperatura del proceso para líquidos, y pulverulencia baja o media para sólidos) (tabla 6). No es posible una situación de riesgo leve cuando se trata con agentes de nivel de peligrosidad D o E.


 
Nivel de peligrosidad
A B C
Irritantes de la piel o los ojos y los que no tengan asignadas frases R de los otros grupos, para:

cualquier pulverulencia o volatilidad

Nocivos por inhalación, contacto dérmico o ingestión, para:

cualquier pulverulencia o volatilidad

Tóxicos por inhalación, ingestión o contacto con la piel, irritantes de las vías respiratorias, para:

volatilidad baja o pulverulencia baja o media


 
Tabla 6. Riesgo leve cuando la cantidad de agente químico utilizada por operación es pequeña (gramos o mililitros)


Riesgo potencial 2
En estas situaciones habrá que recurrir a medidas específicas de prevención para el control del riesgo (artículo 5 del RD 374/2001). El tipo de instalación más habitual para controlar la exposición a agentes químicos es la extracción localizada, para cuyo diseño y construcción es necesario, en general, recurrir a suministradores especializados. Es importante elegir el suministrador atendiendo a la experiencia demostrada en este tipo de instalaciones, así como especificar con claridad que el objetivo de la instalación es conseguir que en los puestos de trabajo la concentración de las sustancias químicas se encuentre por debajo del valor de concentración que se le especifique.


Riesgo potencial 3
En estas situaciones habrá que acudir al empleo de confinamiento o de sistemas cerrados mediante los cuales no exista la posibilidad de que la sustancia química pase a la atmósfera durante las operaciones ordinarias.

Siempre que sea posible, el proceso deberá mantenerse a una presión inferior a la atmosférica a fin de dificultar el escape de las sustancias.


Riesgo potencial 4
Las situaciones de este tipo son aquéllas en las que, o bien se utilizan sustancias muy tóxicas o bien se emplean sustancias de toxicidad moderada en grandes cantidades y con una capacidad media o elevada de pasar a la atmósfera. Hay que determinar si se emplean sustancias cancerígenas y/o mutágenas reguladas por el RD 665/1997 y sus dos modificaciones.

En estos casos es imprescindible adoptar medidas específicamente diseñadas para el proceso en cuestión recurriendo al asesoramiento de un experto. Este nivel de riesgo requiere normalmente la evaluación cuantitativa de la exposición, así como extremar la frecuencia de la verificación periódica de la eficacia de las instalaciones de control.

En cualquier caso las instalaciones implantadas deben ser mantenidas y verificadas periódicamente.


4. FICHAS DE CONTROL SEGÚN EL TIPO DE OPERACIÓN
El modelo COSHH Essentials ofrece más de 60 soluciones específicas para el control de la exposición según el nivel de riesgo obtenido y la operación en que se usa el agente (llenado de sacos, pesado, mezclado, desengrasado de metales, etc).

En 2003 se actualizó este modelo incorporándose otras 70 fichas específicas para 6 procesos: reparación de vehículos, industria del caucho, trabajo de la madera, servicios y comercio, fundiciones y panaderías. En cada proceso se distinguen distintas tareas, cada una con una ficha específica de control. Esto permite salvar, en estos casos, la limitación del método para ser aplicado con agentes que no son sustancias químicas comercializadas como tales (harina, humos de soldadura, etc) y que, en consecuencia, no disponen de frases R o H asignadas.

Además se publica y amplia periódicamente las fichas de medidas de control por sectores y dentro de ellos, sus operaciones específicas, que se puede consultar en:

http://www.hse.gov.uk/pubns/guidance/index.htm


5. EJEMPLO DE APLICACIÓN
Se desea evaluar el riesgo potencial de la operación de fabricación de un reactivo para la industria farmacéutica denominado DIS-A. Se trata de una disolución al 1% de la sustancia REACT-1 (líquido de punto de ebullición 200ºC, y frases R 26/27/28) en sosa cáustica al 40%. El proceso se realiza a temperatura ambiente (aunque es ligeramente exotérmico) y consiste en el vaciado de sacos de lentejas de sosa de 50 kg en un tanque de 150 litros con agitación mecánica (sistema abierto) hasta su completa disolución, y adición de REACT-1 envasado hasta el 1% de concentración (menos de 1 litro por operación). La operación se realiza de forma discontinua 12 veces al día, produciéndose 120 bidones de 5 litros de DIS-A por jornada. En la tabla 7 se muestra el resumen de los datos y la valoración del riesgo.


 
Operación Tarea Nombre del agente Frases R Peligrosidad Volatilidad / ulverulencia Cantidad Nivel de riesgo
Tabla 1 Tabla 2 Fig. 3 o Tabla 3 Tabla 4 Tabla 5
Fabricación de Dis-A Vaciado de sacos (NaOH) NaOH (s) R35 C S Baja pulverulencia Media 2
  Agitación NaOH 40% (dis) R35 C S Baja volatilidad Media 2
  Adición de REACT-1 REACT-1 (liq) R26/27/28 D S Media volatilidad Pequeña 3
Envasado Llenado de bidones Dis-A R35, R23/24/25 C S Baja volatilidad Media 2
Conclusiones: el modelo indica que, preferentemente, el proceso de mezcla se debería realizar en un sistema cerrado, con motivo de evitar la exposición a REACT-1 en la operación de adición (nivel de riesgo 3). Si esta solución no se considera factible, podría pensarse en un sistema cerrado de alimentación de REACT-1 al tanque de agitación que evitara la exposición a este agente. El resto de operaciones (vaciado de sacos de lentejas de sosa, agitación y llenado de bidones de DIS-A) podrían controlarse con extracción localizada (nivel de riesgo 2). Es necesario utilizar protección dérmica para evitar el contacto con estos agentes. La clasificación del producto final Dis-A se ha calculado según el procedimiento de cálculo para mezclas considerando la peligrosidad de sus componentes y su porcentaje.

 
Tabla 7. Proceso de preparación del producto DIS-A.


6. MODIFICACIÓN DE LAS CATEGORÍAS DE PELIGROSIDAD
Con posterioridad a su primera publicación y probablemente fruto de algunas deficiencias observadas con la puesta en el mercado del modelo y su aplicación en muchos y diversos casos, se realizaron algunas matizaciones sobre la versión original de 1999. Estos cambios permiten una mayor intervención del técnico en el resultado de la evaluación. Se reproducen en este apartado y los siguientes.

Para algunas frases, como R37 (Irrita las vías respiratoria), el texto de la frase no detalla el grado del efecto, como si lo hacen otras frases como R20 a R28, por ejemplo, que manifiestan una gradación en la gravedad de los efectos. Lo mismo sucede con las frases R42, R43, R62, R63, y sus correspondientes frases H.

Las modificaciones descritas a continuación se basan en el uso información adicional, cuando se disponga de ella, para los agentes así etiquetados:

1. Si el agente tiene asignada alguna de las frases R34, R35, R37, H314 o H35, y ninguna frase que lo clasifique como C, D o E, se recaba información sobre el valor límite ambiental en caso de que lo tiene asignado y se aplican los siguientes cambios:

Para sólidos:

— Si VLA-ED > 1 mg/m3 y no hay otras frases que clasifiquen al agente como B, se clasificará como A.

— Si VLA-ED > 0,1 mg/m3 (hasta 1 mg/m3), se clasificará como B.

— Si VLA-ED = 0,1 mg/m3 o inferior, no se aplica ninguna modificación.

Para líquidos o vapores:

— Si VLA-ED > 50 ppm, y no hay otras frases que clasifiquen al agente como B, se clasificará como A.

— Si VLA-ED > 5 ppm (hasta 50 ppm), se clasificará como B.

— Si VLA-ED = 5 ppm o inferior, no se aplica ninguna modificación.

2. Si el agente tiene asignada alguna de las frases R62, R63, H361f, H361d o H361fd, y ninguna frase que lo clasifique como D o E, se recabará la siguiente información toxicológica:

— LOAEL (vía oral) en mg/kg/día

— LOAEL (vía dérmica) en mg/kg/día

— LOAEL (vía inhalatoria) en mg/l/6 h diarias

El LOAEL (Nivel de menor efecto adverso observado) se referirá a efectos de toxicidad reproductiva en el caso de R62 (H361f) y a efectos de toxicidad para el desarrollo para R63 (H361d).

Las posibles modificaciones son:

— Si todos los LOAEL disponibles son superiores a 50, 100 o 0,25 (respectivamente) y el agente no tiene otras frases que lo clasifiquen como C, clasificar como B.

— Si alguno de los LOAEL introducidos es inferior o igual a 50, 100 o 0,25, pero superior a 5, 10 o 0,025 respectivamente, clasificar como C.

— Si alguno de los LOAEL introducidos son inferiores o iguales a 5, 10 o 0,025 (respectivamente), no se aplica ninguna modificación.

Un agente puede tener asignadas las frases con modificación por VLA y por LOAEL simultáneamente. En ese caso, se adoptará el resultado más restrictivo.


7. REDUCCIÓN DEL NIVEL DE RIESGO POTENCIAL SEGÚN LA DURACIÓN DE LA OPERACIÓN
Si la duración de la exposición es inferior a 30 minutos diarios (resultantes de multiplicar el tiempo de duración de la operación por el número de veces que ésta se realiza durante una jornada estándar) puede reducirse un grado el nivel de riesgo potencial (y en consecuencia la rigurosidad de la medida preventiva necesaria).

La justificación se encuentra en la base técnica del modelo, que establece que entre niveles de medidas preventivas existe un factor de 10 en términos de concentración ambiental disponible, por lo que disminuir un grado el nivel de medida de prevención requerida, supone incrementar 10 veces la concentración ambiental. Una exposición de 30 minutos por jornada significa menos que una décima parte de la jornada de 8 horas (48 minutos), por lo que tal aproximación se considera suficientemente preventiva.

El modelo COSHH Essentials considera el punto de corte en 15 minutos. Se considera en esta NTP que en la mayor parte de ocasiones un límite de 30 minutos será suficiente. En cualquier caso esta cuestión debe ser examinada por el técnico que realiza la evaluación en cada caso concreto.

Esta reducción del nivel de riesgo potencial no es aplicable de forma automática en el grupo 4 (para pasar a 3).

El motivo es que no existen límites seguros de exposición para la mayoría de agentes que conducen a la clasificación como nivel 4 y el objetivo será siempre reducir al mínimo posible su nivel de exposición.


8. TRATAMIENTO DE LAS MEZCLAS
Cuando el agente evaluado es una mezcla o preparado la ficha de datos de seguridad incluye su clasificación final en la sección 2 y la clasificación y porcentaje de contenido de cada uno de sus componentes en la sección 3.

En estos casos es necesario que el técnico que realiza la evaluación sea conocedor de las propiedades peligrosas de cada componente y las evalúe de forma separada de acuerdo con las siguientes reglas:

• Si existe al menos un componente de categoría E de peligrosidad (sin considerar %), se clasificará como E.

• Si existe al menos un componente como categoría D (> 0,05%) la mezcla se clasificará como categoría D.

• Si existe al menos un componente como categoría C (> 0,5%) la mezcla se clasificará como categoría C.

•Si existe al menos un componente como categoría B (> 10%) la mezcla se clasificará como categoría B.

• Si existe al menos un componente (a una concentración entre 0,1 y 0,5%) con las frases R43 o H317 (sensibilización dérmica), se aplicará la tabla 8

Si no se da ninguna de las anteriores situaciones la mezcla o preparado se tratará según la información que figura en la sección 16 de su ficha de datos de seguridad


 
Cantidad Volatilidad o pulverulencia
Baja volatilidad o pulverulencia Volatilidad media Pulverulencia media Alta volatilidad o pulverulencia
Pequeña 1 2 1 2
Media 1 2 2 2
Alta 2 3 3 3
Nótese que estas modificaciones afectan al nivel de riesgo potencial final (1 a 4) y no a la clasificación de la categoría de peligrosidad de la mezcla o preparado (A a E).

 
Tabla 8. Nivel de riesgo potencial de una mezcla o preparado cuando contiene al menos un componente etiquetado con R43 o H317 a una concentración entre 0,1 y 0,5%.


BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA
Real Decreto 374/2001, de 6 de abril sobre la protección de la salud y seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes químicos durante el trabajo. BOE nº 104 de 1.5.2001.

Real Decreto 665/1997 (modificado por Real Decreto 1124/2000 y Real Decreto 349/2003), de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes cancerígenos durante el trabajo. BOE nº 124 de 24.5.1997

Reglamento (CE) nº 1278/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo de 16 de diciembre de 2008 sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas (CLP). DOUE L 353 de 31-12-2008.

ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NORMALIZACIÓN

Norma UNE-EN 689:1996. Atmósferas en el lugar de trabajo. Directrices para la evaluación de la exposición por inhalación de agentes químicos para la comparación con los valores límite y estrategia de la medición.

AENOR, 1996.

BROOKE, I M.

A UK Scheme to Help Small Firms Control Health Risks from Chemicals: Toxicological Considerations.

Ann Occup Hyg. Col 42, No, 6, pp 377-390, 1998.

HEALTH AND SAFETY EXECUTIVE.

The technical basis for COSHH essentials: Easy steps to control chemicals. Health and Safety Executive. HSE Books 2009. Disponible en:

http://www.coshh-essentials.org.uk/assets/live/CETB.pdf

(4) INSTITUTO NACIONAL DE SEGURIDAD E HIGIENE EN EL TRABAJO.

Guía Técnica del Real Decreto 374/2001.

INSHT, 2003.

(5) INSTITUTO NACIONAL DE SEGURIDAD E HIGIENE EN EL TRABAJO.

Guía Técnica del Real Decreto 665/1997.

INSHT, 2005.

(6) MAIDMENT, S C.

Occupational Hygiene Considerations in the Development of a Structured Approach to Select Chemical Control Strategies.

Ann Occup Hyg. Col 42, No, 6, pp 391-400, 1998.

 
 
Practicum Local 2014
eCustomer Lexnova.es
 
Acceso a través de Internet a información jurídica relacionada con el Derecho