Jurisprudencia
 
 
 
Buscador de jurisprudencia
          
 
 
ImprimirImprimir    
 

Sentencia A.P. Pontevedra 833/2010, de 11 de noviembre


 RESUMEN:

Ejercicio de la acción de impugnación de la paternidad extramatrimonial: La filiación no se corresponde con la realidad biológica, que es la que debe primar. Reconocimiento previsto en el artículo 141 del Código Civil: Tiene carácter de acto unilateral, personalísimo, formal e irrevocable.

Sección 006, sede Vigo

Domicilio: C/LALÍN, NÚM. 4 - PRIMERA PLANTA - VIGO

Telf.: 986817388-986817389 - Fax: 986817387

Modelo: SEN00

N.I.G.: 36038 37 1 2009 0601435

ROLLO: RECURSO DE APELACION (LECN) 0005058 /2009

Juzgado procedencia: JDO. PRIMERA INSTANCIA N. 7 de VIGO

Procedimiento de origen: JUICIO VERBAL 0000603 /2007

APELANTE: Rosaura

Procurador/a: M.ª MERCEDES PEREZ CRESPO

Letrado/a: REGINA LEIROS BARCIELA

APELADO/A: MINISTERIO FISCAL, Plácido, Victorio

Procurador/a:, LUIS CESAR TORRES GOBERNA,

Letrado/a:, ANA ALONSO OTERO,

LA SECCIÓN SEXTA DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE PONTEVEDRA, SEDE VIGO, compuesta por los Ilmos. Sres. Magistrados D. JUAN MANUEL ALFAYA OCAMPO, Presidente; D. EUGENIO FRANCISCO MIGUEZ TABARES Y D.ª BELEN MARIA FERNANDEZ LAGO, han pronunciado

EN NOMBRE DEL REY

La siguiente

SENTENCIA núm.833/10

En Vigo, a veintitrés de Noviembre de dos mil diez.

VISTO en grado de apelación ante esta Sección 006 de la Audiencia Provincial de PONTEVEDRA, sede Vigo, los autos de JUICIO VERBAL 0000603 /2007, procedentes del JDO. PRIMERA INSTANCIA N. 7 de VIGO, a los que ha correspondido el núm. de Rollo de apelación 0005058 /2009, es parte apelante- demandada: D.ª Rosaura, representado por la procuradora D.ª M.ª MERCEDES PEREZ CRESPO y asistido de la letrada D.ª REGINA LEIROS BARCIELA; y Victorio (MENOR) y, apelado-demandante: Plácido representado por el procurador D. LUIS CESAR TORRES GOBERNA y asistido del letrado D.ª ANA ALONSO OTERO, y MINISTERIO FISCAL. Sobre impugnación de paternidad extramatrimonial.

Ha sido Ponente la Ilma. Sr. Magistrado D.ª BELEN MARIA FERNANDEZ LAGO, quien expresa el parecer de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Por el Juzgado de Primera Instancia Número Siete de Vigo, en fecha 19 de noviembre de 2008, se dictó Sentencia en autos de Juicio Verbal sobre Impugnación de Paternidad núm. 603/2007, cuyo Fallo literalmente dice:

"Que estimando la demanda promovida por el procurador D. Luis Cesar Torres Goberna en nombre y representación de D. Plácido frente a Dña Rosaura y D. Victorio debo declarar y declaro que dicho menor (Victorio) no es hijo del demandante por lo que procede suprimir el apellido paterno que figura en la inscripción del Registro Civil, cancelando a tal fin los asientos que sean precisos una vez sea firme la presente resolución, sin que proceda efectuar especial pronunciamiento sobre las costas causadas".

Segundo.-Notificada la anterior resolución, la representación procesal de la parte demandada interpuso contra la misma Recurso de Apelación, que fue admitido a trámite, y conferido el oportuno traslado, se formalizó oposición al mismo por la parte contraria. Y una vez cumplimentados los trámites legales se elevaron las actuaciones a la Audiencia Provincial, correspondiendo por turno de reparto a esta Sala, y personadas las partes en esta segunda instancia, se señaló fecha para la deliberación del presente recurso, el día 11 de Noviembre de 2010.

Tercero.-En la tramitación de esta instancia se han cumplido todas las prescripciones y términos legales.


FUNDAMENTOS JURÍDICOS


 
Primero.-Los autos de donde dimana el presente rollo se iniciaron en virtud de demanda que, en ejercicio de acción de impugnación de la paternidad extramatrimonial, se interpuso por la representación procesal, del hoy apelado, Sr. Plácido.

La Sentencia apelada estima la demanda, y lo hace, en esencia, en base a que, dado que la acción interpuesta por la actora es la prevista en el artículo 140 del Código Civil, y no resulta controvertido que el menor Victorio no es hijo biológico del actor, la filiación no se corresponde con la realidad biológica, que es la que debe primar.

Segundo.-En su escrito de recurso la parte apelante invoca, como único motivo del mismo, la infracción de normas del Ordenamiento Jurídico, y en concreto del Código Civil.

La parte apelante insiste en su alegación al respecto de que la acción ejercitada por la actora, hoy apelada, es la de impugnación del reconocimiento del artículo 141 del Código Civil, y que tal reconocimiento tiene el carácter de un acto unilateral, personalísimo, formal, y sobre todo irrevocable. Que el demandante reconoció en la instancia que no existió vició alguna, y que conocía que el menor no era su hijo biológico, por lo que interesa la desestimación de la demanda.

Tal y como se expresa en la Sentencia apelada, resulta evidente que la acción ejercitada por la parte actora es la prevista en el artículo 140 del Código Civil, y que en consecuencia no nos encontramos ante la pretensión de impugnación del reconocimiento de filiación prevista en el artículo 141 del mismo texto legal.

En el presente caso el menor Victorio no es hijo biológico del actor, hecho éste que no controvertido en el presente proceso, por lo que resulta evidente que la filiación paterna no se corresponde con la verdad biológica que es la que debe prevalecer, ex artículo 39 de la Constitución Española, en las relaciones familiares. Dada la acción ejercitada por el actor, no se discute en los presentes autos ni la eficacia del reconocimiento en su día prestado por el Sr. Plácido, ni la irrevocabilidad de éste, sino la filiación paterna determinada por aquel, que resulta inexacta.

Tercero.-En base a lo expuesto en los Fundamentos anteriores de la presente resolución, y puesto que se cumplen en el presente caso todos los presupuestos previstos en el artículo 140 del Código Civil para que prospere la acción ejercitada por el actor, el recurso debe ser desestimado, y por tanto confirmada la Sentencia recurrida.

Cuarto.-De conformidad con lo que dispone el artículo 398.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, cuando sean desestimadas todas las pretensiones de un recurso de apelación, extraordinario por infracción procesal o casación, se aplicará, en cuanto a las costas del recurso, lo dispuesto en el artículo 394, por lo que al resultar desestimada la pretensión del apelante, deberán serle impuestas las costas de esta segunda instancia.

En atención a lo expuesto y en ejercicio de la potestad jurisdiccional que nos confiere la Constitución Española,


FALLAMOS


 
Que al desestimar el Recurso de Apelación interpuesto por la representación procesal de D.ª Rosaura, debemos confirmar y confirmamos la Sentencia dictada, en autos de Juicio de Juicio Verbal en impugnación de filiación núm. 603/07, por el Juzgado de Primera Instancia Número Siete de Vigo (Rollo de apelación núm. 5058/09), con imposición de las costas de esta segunda instancia.

Así, por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-Dada y pronunciada fue la anterior Sentencia por los Ilmos. Sres. Magistrados que la firman y leída por la Ilma. Magistrada Ponente en el mismo día de su fecha, de lo que yo la Secretario doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
 
Thomson Reuters Checkpoint
 
Acceso a través de Internet a información jurídica relacionada con el Derecho