Jurisprudencia
 
 
 
Buscador de jurisprudencia
          
 
 
ImprimirImprimir    
 

Sentencia A.P. La Coruña 397/2012, de 4 de octubre


 RESUMEN:

Concurso de acreedores: Recurso de apelación. Improcedencia. Carecen de legitimación para recurrir las apelantes, codemandadas allanadas en primera instancia, por cuanto pretenden la estimación de la demanda, que fue interpuesta por la administración concursal. Carencia de legitimación de la entidad concursada para ejercitar las acciones rescisorias y demás de impugnación que determina que carezan de legitimación para recurrir sus filiales también demandadas. Inadmisibilidad del recurso de apelación conlleva la imposibilidad de entrar a conocer de la impugnación parcial de la sentencia apelada.

A CORUÑA

SENTENCIA: 00397/2012

MERCANTIL N.º 1

ROLLO 251/12

SENTENCIA

N.º 397/12

AUDIENCIA PROVINCIAL

SECCION CUARTA

ILTMOS. SRES. MAGISTRADOS:

JOSÉ LUIS SEOANE SPIEGELBERG

ANTONIO MIGUEL FERNÁNDEZ MONTELLS Y FERNÁNDEZ

BERNARDINO VARELA GÓMEZ

En A Coruña, a cuatro de octubre de dos mil doce.

VISTO en grado de apelación ante esta Sección 004, de la Audiencia Provincial de A CORUÑA, los Autos de INC.CONC. RESCI/IMPUG.ACTOS PERJ.MASA(72) 0001019 /2009, procedentes del XDO. DO MERCANTIL N. 1 de A CORUÑA, a los que ha correspondido el Rollo RECURSO DE APELACION (LECN) 0000251 /2012, en los que aparece como parte IMPUGNANTE ADMINISTRACION CONCURSAL; como parte apelante "MARTINSA-FADESA, S.A.", CONSTRUCCIONES PORTICO S.A., FERCLER S.L., INMOBILIARIA MARPLUS S.A., IN NO MAR, S.L., JAFEMAFE, S.L., TOWN PLANNING, CONSULTORES, S.L., FADESA URGARIA ZRT, FADESA PORTUGAL, S.A., SF RIVE GAUCHE, GROUPE FADESA, S.A. y EUROGALIA, S.L.U. representado por el Procurador de los tribunales, Sr./a. JAVIER CARLOS SÁNCHEZ GARCÍA, asistido por el Letrado D. RODRIGO LOPEZ GONZALEZ y como parte apelada THE ROYAL BANK OF SCOTLAND PLC, representado por el Procurador de los Tribunales SR. MORENO VAZQUEZ y con la dirección del Letrado SR. VILLORÍA RIVERA, BANCO ITAN EUROPA S.A. SUCURSAL FINANCIERA EXTERIOR, SHINSEI BANK LIMITE, representado por el Procurador de los tribunales, Sr./a. JUAN ANTONIO GARRIDO PARDO, asistido por el Letrado D. ALBERTO NUÑEZ-LAGOS BURGUERA, D. Everardo, JER VALENCIA SARL, representado por el Procurador de los Tribunales DON JUAN ANTONIO GARRIDO PARDO y con la dirección letrada D. JAVIER DIAZ-GALVEZ DE LA CAMARA y DOÑA Benita, MORGAN STANLEY BANK INTERNATIONAL LIMITED, representado por el Procurador de los Tribunales DON JUAN ANTONIO GARRIDO PARDO y con la dirección Letrada de DON ALBERTO NUÑEZ LAGOS BURGUERA Y DON Everardo y CAIXA DÉSTALVIS PENSIONS BARCELONA, representado por el Procurador de los Tribunales DON IGNACIO PARDO DE VERA y con la dirección letrada de DON ANTONIO BARÓ CASALES, sobre EJERCICIO ACUMULADO DE ACCION DE RESCISION ART. 71 LC.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.—Se aceptan y dan por reproducidos los antecedentes de hecho contenidos en la resolución apelada, dictada por EL JUZGADO DE LO MERCANTIL N.º 1 DE A CORUÑA de fecha 4-7-11. Su parte dispositiva literalmente dice: "Que estimo en parte la demanda incidental promovida por la administración concursal contra los demandados a que se refiere el encabezamiento de esta sentencia y en consecuencia:

a) Declaro la rescisión y consiguiente ineficacia de todas las garantías reales, pignoraticias o hipotecarias, constituidas por MARTINSA FADESA, S.A. en cumplimiento de las obligaciones contraídas en el "Contrato de Financiación Senior Modificado" de 7 de mayo de 2008 que graven bienes y derechos de su patrimonio, así como la de las obligaciones ordenadas a la constitución futura de garantías d esta naturaleza sobre bienes o derechos de su patrimonio.

b) Condeno a las demandadas salvo a las que previamente o en el curso del proceso han renunciado a las garantías reales de la rescisión, a estar y pasar por la anterior declaración.

c) Firme esta sentencia expídanse los oficios y mandamientos de cancelación que, en su caso sea necesario emitir para hacer efectivo el pronunciamiento rescisorio.

d) Desestimo los demás pedimentos de la demanda, de los que absuelvo a los demandados y no hago especial imposición de las costas de este incidente a ninguna de las partes".

Segundo.—Contra la referida resolución por la ADMINISTRACION CONCURSAL DE MARTINSA FADESA, se interpuso recurso de impugnación y por los representados por el Procurador Sr. Sánchez García, se interpuso recurso de apelación para ante la Audiencia Provincial que les fue admitido, elevándose los autos a este Tribunal, pasando los autos a ponencia para resolución.

Tercero.—Ha sido Ponente el Iltmo. Sr. Magistrado D. ANTONIO MIGUEL FERNÁNDEZ MONTELLS Y FERNÁNDEZ.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.—Contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Mercantil n.º 1 de A Coruña, estimatoria en parte de la demanda de incidente concursal planteada por la Administración Concursal de la entidad en concurso de acreedores Martinsa Fadesa, S.A., que declara la rescisión y consiguiente ineficacia de todas las garantías reales, pignoraticias o hipotecarias, constituidas por Martinsa Fadesa, S.A. en cumplimiento de las obligaciones contraídas en el "Contrato Senior Modificado" de 7 de mayo de 2008 que graven bienes y derechos de su patrimonio, así como las obligaciones ordenadas a la constitución futura de garantías de esta naturaleza sobre bienes o derechos de su patrimonio, y consecuentemente condena a las demandadas, salvo a las que previamente o en el curso del proceso han renunciado a las garantías reales objeto de la rescisión, a estar y pasar por la anterior declaración, interpone recurso de apelación la representación de la entidad concursada demandada Martinsa Fadesa, S.A., sus filiales sociedades codemandadas concursadas, y otras filiales de la primera, suplicando, en definitiva, con su recurso la estimación de la demanda, a la que se habían allanado.

Dado traslado del recurso de apelación, la parte actora (la Administración Concursal) formula impugnación parcial de la sentencia apelada, constituyendo el deposito para poder recurrir, suplicando la estimación de la demanda por ella interpuesta en el sentido interesado en su escrito de impugnación de la sentencia apelada.

Cabe señalar que contra dicha sentencia había preparado en su momento recurso de apelación la parte actora, que fue inadmitido a tramite por el Juzgado, y desestimado el recurso de queja por este mismo tribunal en auto de fecha 10 de enero de 2012, con motivo de la subsanación extemporánea de la falta de cumplimiento del deber de constitución del depósito prevista como requisito para poder recurrir la sentencia. Lo que hizo en tiempo posterior al plazo de dos días concedido por el Juzgado, a medio de diligencia de ordenación del Secretario, a la parte recurrente para su subsanación de la falta de constitución en momento procesal oportuno, tal como indica el párrafo tercero del número 7 de la Disposición Adicional Decimoquinta de la Ley Orgánica 1/2009, de 3 de noviembre, complementaria de la Ley de reforma de la legislación procesal para la implantación de la nueva Oficina Judicial, por la que se modifica la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial, "De no efectuarlo, se dictará auto que ponga fin al trámite del recurso, o que inadmita la demanda, quedando firme la resolución impugnada".

Segundo.—Antes de entrar en el análisis del fondo del presente recurso de apelación, es necesario resolver sobre el motivo de inadmisibilidad del mismo invocado por las partes apeladas (arts. 457.5 y 461 de la LEC) que, conforme a reiterada jurisprudencia, se convierte en este momento en supuesto de desestimación del mismo.

Pues bien, el problema que plantea el motivo consiste en determinar si carecen de legitimación para recurrir las apelantes, codemandadas allanadas en primera instancia, por cuanto pretenden la estimación de la demanda, que fue interpuesta por la Administración Concursal.

Es reiterada la jurisprudencia que considera que ningún codemandado puede solicitar la condena de codemandados absueltos, y ello al haber sido consentido el pronunciamiento por la parte actora, que es la única legitimada para impugnar la resolución en tal sentido, que se aquieta con la resolución (STS 28 de diciembre de 1990, 22 de Junio y 28 de octubre de 1991, 21 de abril de 1993, 25 de Marzo, 23 de noviembre y 31 de Diciembre de 1994, 8 de abril y 31 de Octubre de 1995, 31 de julio de 1996, 19 de Noviembre de 1997, 8 de julio de 1999 y 27 de septiembre de 2004, entre otras).

Por otra parte, la entidad concursada carece de legitimación para ejercitar las acciones rescisorias y demás de impugnación, tal como establece el art. 72 de la Ley Concursal, que reserva a la administración concursal con carácter principal. Por lo que también carecen de legitimación para recurrir la sentencia apelada sus filiales también demandadas, en aquellas pretensiones que desestima la demanda incidental de rescisión formulada por la administración concursal, y que se interesa por vía de recurso de apelación su estimación.

En dichos procedimientos la entidad concursada sólo puede ser y tener la consideración de parte demandada, nunca actora, por lo que no puede pretender por vía de recurso lo que la ley le veda accionar en primera instancia, y ello aún cuando se hubiese allanado a la demanda, desde el momento que es la única parte, con sus filiales codemandadas, que se le admite a tramite recurso de apelación contra la sentencia dictada en primera instancia, pretendiendo la revocación de la sentencia en lo que se refiere a pretensiones de la demanda rescisoria que vienen desestimadas en primera instancia.

Dichas razones impiden entrar a resolver sobre los motivos de fondo del recurso de apelación.

Tercero.—La inadmisibilidad del recurso de apelación consecuentemente conlleva la imposibilidad de entrar a conocer de la impugnación parcial de la sentencia apelada interpuesta por la parte actora, la que no puede ser tramitada sin el presupuesto de un recurso de apelación de la contraparte admitido en legal forma.

Y así y en ese sentido nos pronunciamos en ocasiones anteriores, como en sentencia de 20 de diciembre de 2007 (recurso de apelación en materia de tráfico automovilístico inadmitido por falta de consignación temporánea del art. 449 LEC), cuando razonábamos: "No parece que pueda admitirse la impugnación contra la sentencia por quien decidió en su momento no recurrirla en apelación, cuando el recurso de la parte contraria no debió ser admitido a trámite, por cuanto tampoco habría dado lugar a dar traslado alguno del mismo para su contestación ni, en consecuencia, posibilitaría que la parte apelada pudiese aprovechar para impugnar la sentencia".

Quien además, como antes indicamos, vio como se ponía fin al trámite de preparación de su recurso de apelación, con base de no haber hecho el preceptivo depósito para recurrir dentro del plazo concedido por el Juzgado para subsanar tal defecto, por lo que además, se alega de contrario, constituye la formulacion de la impugnación un fraude procesal, ya que con tal actuación, consigue mantener en definitiva su recurso de apelación, que por falta de cumplimiento de los requisitos legales no le fue admitido a tramite, y ello teniendo en consideración lo dispuesto en el art. 461.2 Ley de Enjuiciamiento Civil, por cuanto la impugnación de la sentencia sólo puede formularse «por quien inicialmente no hubiera recurrido», puesto que la impugnación no tiene como finalidad ofrecer una oportunidad de subsanar los defectos u omisiones que se hayan podido cometer en el escrito de interposición del recurso de apelación.

A esta objeción es predicable lo razonado en la sentencia de esta misma Sección 4.ª de la Audiencia Provincial de A Coruña de 30/12/2008: "Aunque el acceso a los recursos tiene una relevancia distinta a la del acceso a la jurisdicción, lo cierto es que con la finalidad de lograr la máxima efectividad del derecho a la tutela judicial garantizada por el artículo 24 de la Constitución, los jueces y tribunales están constitucionalmente obligados a aplicar las normas que regulan los requisitos y presupuestos procesales atendiendo al fin perseguido por el ley y evitando un excesivo formalismo que los convierta en obstáculos procesales impeditivos de la tutela judicial efectiva. Debe interpretarse la ley procesal en el sentido de permitir a cualquiera de los litigantes que no ha formulado recurso de apelación o, en su caso que ha desistido del anunciado anteriormente, poder reconsiderar su postura o intereses e impugnar la sentencia aprovechando el traslado para contestar al recurso de apelación de otra parte, como sucede en el caso que nos ocupa al amparo del artículo 461 de la Ley de Enjuiciamiento Civil ". Otro tanto si dejó precluir el recurso anunciado. En este sentido la sentencia del Tribunal Supremo de 6/4/2009: "La cuestión planteada en el cuarto motivo consiste en determinar si la denominada adhesión de D.ª Eva al recurso de apelación presentado por su hermana una vez de había declarado precluido el presentado por ella misma constituyó un fraude procesal, tal como señala la parte ahora recurrente. Esta Sala ha venido manteniendo que la adhesión a la apelación es una posibilidad que la ley proporciona para que después de conocer la impugnación de su oponente, pueda recurrir contra la sentencia en aquellos extremos que le son perjudiciales (STS de 20 abril 1992, citada por la de 25 noviembre 1996). En la interpretación del actual Art. 461.1 LEC debe tenerse en cuenta la jurisprudencia de esta Sala en torno al Art. 705 LEC/1881, pues si al perjudicado por una resolución judicial le permitía impugnarla por la vía del Art. 705 LEC/1881 en los mismos términos que a aquel cuyo recurso de apelación ha sido declarado desierto, debe permitírsele a través del Art. 461 LEC/2000 la impugnación de la resolución (ver asimismo STS de 24 octubre 2001 y las allí citadas)".

Cuarto.—Por lo expuesto, procede la confirmación de la resolución dictada en la instancia y la desestimación del recurso que nos ocupa, que no debió ser admitido a trámite por falta de legitimación para recurrir, y en consecuencia no habría dado lugar a dar traslado alguno del mismo para su contestación ni, en consecuencia, posibilitaría que la parte apelada pudiese aprovechar para impugnar la sentencia, convirtiéndose en este momento procesal la causa de inadmisibilidad del recurso y de la impugnación de la sentencia en causa de desestimación, lo que determina la imposición de las costas procesales de esta alzada a la parte apelante, de conformidad con lo establecido en el art. 398 de la LEC. No así consideramos las costas relativas de la impugnación de la sentencia de la actora, que no hace más la parte que aprovechar la oportunidad del ejercicio del derecho que se le concede con el traslado conferido a dichos efectos por el Juzgado al momento de la indebida admisión del recurso de apelación formulado de contrario, y por ello no hacemos expresa imposición de las mismas.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación, en nombre del Rey y por la autoridad concedida por el Pueblo Español.


FALLAMOS


 
Desestimamos el recurso de apelación y de impugnación a la sentencia apelada interpuestos, contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Mercantil n.º 1 de A Coruña con fecha 4 de julio de 2011, que confirmamos, con expresa imposición de las costas procesales originadas en esta alzada a la parte apelante derivadas de su recurso, y sin hacer expreso pronunciamiento condenatorio de las costas procesales de la alzada derivadas de la impugnación de la sentencia apelada.

Se decreta la pérdida de los depósitos constituidos para recurrir, y dese su destino legal.

Contra esta sentencia cabe recurso de casación por interés casacional, y en su caso extraordinario por infracción procesal, para ante la Sala Primera del Tribunal Supremo, siempre que concurran los presupuestos legales para su admisión, a interponer ante este Tribunal en el plazo de veinte días hábiles desde su notificación, con los demás requisitos de admisibilidad previstos en la Ley.

Así, por esta nuestra sentencia de la que se llevará certificación al rollo de Sala lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- Dada y pronunciada fue la anterior resolución por los Ilmos. Sres. Magistrados que la firman y leída por el Ilmo. Magistrado Ponente en el mismo día de su fecha, de lo que yo Secretario doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
 
Checkpoint Connect
 
Acceso a través de Internet a información jurídica relacionada con el Derecho