Jurisprudencia
 
 
 
Buscador de jurisprudencia
          
 
 
ImprimirImprimir    
 

Sentencia A.P. Madrid 168/2013 de 26 de abril


 RESUMEN:

Juicio ordinario sobre reclamación de cantidad: Desperfectos causados en la vivienda de la demandante. No cabe encuadrar la responsabilidad de la propiedad por actos del arrendatario en el ámbito del Código Civil. Acudir a la responsabilidad que para el propietario pueda derivar de la Ley de Propiedad Horizontal, supone un cambio en la causa de pedir.

MADRID

SENTENCIA: 00168/2013

AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID

SECCION 19

1280A

FERRAZ 41

Tfno.: 91 493 3815-16-86-87 Fax: 91 493 38 85

N.I.G. 28000 1 4000332 /2013

RECURSO DE APELACION 20 /2013

Autos: PROCEDIMIENTO ORDINARIO 1625 /2010

JDO. PRIMERA INSTANCIA N. 58 de MADRID

Apelante/s: VILLALBA ESTILO, S.L.

Procurador/es: MARIA ELISA ALCANTARILLA MARTIN

Apelado/s: DESARROLLOS INMOBILIARIOS MASTER CHANAINSA, S.A.

Procurador/es: BEATRIZ SANCHEZ-VERA GOMEZ-TRELLES

SENTENCIA NÚM.168

Ponente: Ilmo. Sr. D. NICOLÁS DÍAZ MÉNDEZ

Ilmos. Sres. Magistrados:

D. NICOLÁS DÍAZ MÉNDEZ

D. EPIFANIO LEGIDO LÓPEZ

D. RAMÓN RUÍZ JIMÉNEZ

En Madrid a veintiséis de Abril del año dos mil trece.

La Sección Décimo-Novena de la Audiencia Provincial de Madrid, compuesta por los Srs. Magistrados al margen reseñados, ha visto, en grado de apelación, los autos de juicio ordinario sobre reclamación de cantidad, seguidos en el Juzgado de Primera Instancia núm. 58 de los de Madrid bajo el núm. 1625/2010 y en esta alzada con el núm. 20/2013 de rollo, en el que han sido partes, como apelante, la entidad Villalba Estilo, S.L., representada por la Procuradora Doña Alicia Alcantarilla Martín y dirigida por el Letrado Don Pedro Bris García, y, como apelada, la entidad Desarrollos Inmobiliarios Master Chanainsa, S.A., representada por la Procuradora Doña Beatriz Sánchez-Vera Gómez-Trelles y bajo la dirección del Letrado Don Antonio Fernández Alonso.

Se aceptan y se dan por reproducidos, en lo esencial, los antecedentes de hecho de la sentencia recurrida, en cuanto se relacionan con la presente resolución.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.—En los autos más arriba indicados, con fecha 9 de Enero de 2012, se dictó sentencia, cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "FALLO: Debe desestimar y desestimo íntegramente la demanda y con expresa condena en costas a la demandada."; parte dispositiva rectificada por auto de fecha 9 de Abril de 2012 en el sentido de que debe decir "debo desestimar y desestimo íntegramente la demanda y con expresa condena en costas a la demandante."

Segundo.—Contra dicha sentencia, integrada por el auto de rectificación, por la representación procesal de la entidad Villalba Estilo, S.L. se interpuso recurso de apelación, que fundamenta señalando que la referida sentencia desestima la demanda, aunque reconoce acreditados los hechos, por entender no procede la responsabilidad de la demandada por que el causante de los daños ha sido su inquilina y no la demandada, siendo la arrendataria quien debe responder, aduciendo la ahora apelante la responsabilidad de la propiedad, arrendadora, al amparo de lo que señala el art. 9.1 b) de la Ley de Propiedad Horizontal, desde lo cual el propietario debe responder de los daños que causa a otro copropietario a los bienes comunes por un uso inadecuado de su local o piso, siendo que la propiedad, demandada, reclamada por los daños que estaba causando su inquilina ha hizo nada para que cesaran, simplemente que se dirigieran a la inquilina, tratándose de daños ocasionados a lo largo del tiempo; haciendo también expresa impugnación del pronunciamiento relativo a costas, para terminar suplicando que con estimación del recurso se revoque la sentencia a la que se contrae, incluido el pronunciamiento relativo a costas, con estimación de los pedimentos de la demanda.

Tercero.—Por interpuesto que fue el mencionado recurso se acordó dar traslado del mismo a la parte en la instancia demandada, la que a través de su representación procesal presentó escrito de oposición, para en base a las alegaciones que realiza solicitar su desestimación.

Cuarto.—Remitidos los autos a esta Audiencia, con fecha registro de entrada del día 15 de Enero de 2013, por repartido que fue el conocimiento del recurso a esta Sección, se formó el oportuno rollo, se designó Ponente conforme al turno previamente establecido y personadas las partes, no estimándose necesaria la celebración de vista pública, se señaló para deliberación y votación, la que tuvo lugar el pasado día veintidós.


FUNDAMENTOS JURIDICOS


 
Primero.—Se presenta relevante señalar como en la demanda rectora del procedimiento de que este recurso trae causa, por la parte ahora apelante se postula, frente a la ahora apelada, sentencia por la que se condene a ésta al pago de la cantidad de 38.587,98 € en concepto de desperfectos causados en la vivienda de la demandante o subsidiariamente se le condene a llevar cabo todas las reparaciones necesarias como consecuencia de los desperfectos ocasionados, así como abonar el alquiler del piso hasta la fecha de la demanda supone 3.225 €, cantidad en la audiencia previa aumentada, así como a abonar el desalojo del mobiliario; lo que fáticamente ampara en que es propietaria de la vivienda que describe, que presente los desperfectos que señala, según informe pericial que acompaña, para añadir que visitado local propiedad de la demanda, situado en planta baja, descubre en él la existencia de una máquina de climatización de grandes dimensiones colgada del forjado de la planta primera, suelo de la vivienda del demandante, en la que aparecen grietas, siendo que las permanentes vibraciones de aquéllas a lo largo de varios años hayan podido afectar al forjado sobre el que están colgadas y como consecuencia transmitirse a los paramentos verticales, tabiques, de la planta superior; siendo la demandada, empresa que construyó el edificio, propietaria de ese local, en que se ubica el negocio de congelados de nombre "La Sirenita", la demandada en fecha 5 de Febrero de 2010 remitió burofax a la demandante remitiéndolo informe de sus Arquitectos y la emplazaba para evaluar los daños ocasionados por su inquilina, La Sirenita, señalando que en ese informe se hace constar se especifica que el cuelgue de la maquinaria es lo que hace pensar que ha producido los desperfectos en la vivienda, argumentando la demanda que nos los arregla y que se la demande para luego trasladar la responsabilidad a la empresa arrendataria, siendo el importe que reclama la cantidad que en la pericial que acompaña cifra para la reparación, y lo preciso en cuanto debe desalojar la vivienda para la reparación, con contratación de un servicios de mudanza; la demandada comparece para oponerse a las pretensiones de la demanda y lo hace indicando que el local a que aquélla se refiere se encuentra arrendado a la empresa que indica, que gira con el nombre comercial de "la Sirenita", a la que en el contrato de arrendamiento autorizó a realizar las obras que considerara oportuno para adecuar el local al uso de su negocio y en concreto para "el correcto tratamiento del aire preciso para el mantenimiento del frío", sin que tales obras afectasen a la estabilidad y seguridad del edificio, para señalar que el informe pericial que a la demanda se acompaña trata el problema de la máquina de frío instalada por el arrendatario y las soluciones adoptar; señala que la demandante conoce la situación de arrendamiento del local y que el origen de las grietas surgidas en su vivienda es debido al aparato de congelación colgado en el techo del local, pese a lo cual no trae al procedimiento a la referida arrendataria del local, no negando la causa que ha provocado las referidas grietas, pero no siendo cierto que haya pedido que se le demande para repercutir a la arrendataria, siendo frente a ésta a la que ha de dirigirse la demanda, negando su legitimación pasiva y haciendo impugnación genérica de las cantidades reclamadas.

Segundo.—La sentencia de instancia acoge que se está en un caso de exigencia de responsabilidad extracontractual, para señalar que se trata de un supuesto en que los daños no han sido producidos por la demandada, sino por otra entidad, sin que nos encontremos en uno de los supuestos previstos en el art. 1903 del Código Civil y en base a ello desestima la demanda.

Tercero.—Desde el contenido del art. 465.5 de la LEC, que da expresa acogida al principio "tantum apellatum quantum devolutum", que en esta sentencia se hayan de dar respuesta únicamente a las cuestiones planteadas en el escrito por el que se recurre, y en su relación a las planteadas en el de oposición, quedando en definitiva contraída la cuestión nuclear en la determinación de la responsabilidad del propietario del local por obras o actividad realizada en él por el arrendatario, obras que repercuten negativamente y causa daño en el piso inmediatamente superior, y es cierto que la demanda se ampara en los arts. 1902 y 1903 del Código Civil, a los que en el recurso no se hace referencia alguna, para ampararlo en el art. 9.1.b) de la Ley de Propiedad Horizontal, en relación es ya de indicar como el art. 456 de la Ley de Enjuiciamiento Civil delimita el ámbito del recurso de apelación en relación con los fundamentos de hecho y de derecho hechos valer ante el tribunal de la primera instancia, dando con ello acogida al principio de individualización frente al de la sustanciación, o el de la prohibición de aducir cuestiones nueva en el recurso de apelación, expresado en el principio pendente apellatione nihil innovetur o de la prohibición del ius novarum a través de dicho recurso, lo que es coherente con la regulación que hace la propia LEC de la congruencia, art. 218.1 párrafo 2.º en cuanto no permite al tribunal apartarse de la causa de pedir acudiendo a fundamentos de hecho o de Derecho, distintos de los que las partes hayan querido hacer valer; los supuestos del art. 1903 en relación con el 1902 del Código Civil tiene distinta naturaleza y razón de ser, que la obligación que contempla el art. 9.1 B) de la Ley de Propiedad Horizontal, aquellas derivada de culpa extracontractual y ésta obligación legal, siendo que los supuestos contemplados en el citado art. 1903 vienen establecidos con carácter taxativo y no admiten ningún tipo de ampliación, criterio que ya inspiró la STS de 30-4-1969, siendo además que desde la observación de los supuestos que contempla en todos ellos existen unas relaciones jurídicas determinadas de un nexo de jerarquía o subordinación que permite dar otra órdenes o instrucciones, por lo que no cabe encuadrar la responsabilidad de la propiedad por actos de arrendatario en el ámbito de los arts. 1902 y 1903, desde ellos extraemos que acudir a la responsabilidad que para el propietario se pueda derivar de la Ley de Propiedad Horizontal, supone un cambio en la causa de pedir, y no mera cuestión de norma alegada; por lo precedente que estemos en el caso de desestimar la demandada por cuanto el fundamento recogido en sentencia para desestimar la demanda, dando respuesta a lo aducidos en demanda, no ha sido objeto de impugnación sino que a través del recurso se introduce una cuestión nueva.

Cuarto.—Por la desestimación del recurso vía principal interpuesto, que a tenor de lo que prescribe el art. 398.1 de la LEC con su expresa remisión al art. 394, que proceda hacer expresa imposición de las costas del mismo derivadas a la parte como tal apelante, al no estimar que el asunto, en los términos en que ha sido traído a conocimiento de esta alzada, presente serias dudas de hecho o de derecho.

VISTOS los preceptos citados y demás de general y pertinente aplicación.


FALLAMOS


 
que desestimando el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de la entidad Villalba Estilo, S.L contra la sentencia dictada con fecha 9 de Enero de 2012 en los autos seguidos en el Juzgado de Primera Instancia núm. 58 de los de Madrid bajo el núm. 1625/2010, debemos confirmar y confirmamos dicha sentencia, con expresa imposición de las costas del presente recurso a la parte apelante.

Al notificar esta sentencia, dése cumplimiento a lo prevenido en el art. 248.4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Así por esta nuestra sentencia, de la que se llevará certificación literal al rollo de su razón y a los autos de que dimana, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- Firmada la anterior resolución es entregada en esta Secretaría para su notificación, dándose publicidad en legal forma, y se expide certificación literal de la misma para su unión al rollo. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
 
 
Checkpoint Connect
Banner Encuesta Portal Jurídico
 
Acceso a través de Internet a información jurídica relacionada con el Derecho