Jurisprudencia
 
 
 
Buscador de Jurisprudencia
  
 
 
ImprimirImprimir    
 

Sentencia A.P. Orense 219/2010, de 26 de mayo


 RESUMEN:

No se considera acreditado que el impacto por atropello de perro fuera la causa de las lesiones que presenta la actora en columna dorsal.

SENTENCIA

En la ciudad de Ourense a veintiséis de mayo de dos mil diez.

VISTOS, en grado de apelación, por esta Audiencia Provincial, actuando como Tribunal Civil, los autos de Juicio Ordinario procedentes del Juzgado de Primera Instancia Número 2 de Ourense, seguidos con el n.º 1.014/07, Rollo de Apelación núm. 488/09, entre partes, como apelante D.ª Lourdes, representada por la Procuradora D.ª LUCÍA SACO RODRÍGUEZ, bajo la dirección del Letrado D. MANUEL DE PRADO GONZÁLEZ y, como apelados, D. Jon Y ZURICH, S.A., representados por la procuradora D.ª MARÍA GLORIA SÁNCHEZ IZQUIERDO, bajo la dirección de la Abogada D.ª ELENA ANDURA LÓPEZ. Es ponente el Ilmo. Sr. D. Fernando Alañón Olmedo.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Por el Juzgado de Primera Instancia Número 2 de Ourense, se dictó sentencia en los referidos autos, en fecha 6 de mayo de 2009, cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "FALLO: Que ESTIMANDO PARCIALMENTE la demanda interpuesta por Lourdes contra Jon Y CIA ZURICH, debo condenar a éstos, con carácter solidario, a abonar a la actora la cantidad de 10.127,51 euros, según lo que resulta del fundamento de derecho de esta resolución más el 10% de esta cantidad en concepto de factor de corrección.

En cuanto a intereses y costas, estése a lo dispuesto en el último fundamento de derecho".

Segundo.-Notificada la anterior sentencia a las partes, se interpuso por la representación de D.ª Lourdes recurso de apelación en ambos efectos, y seguido por sus trámites legales, se remitieron los autos a esta Audiencia Provincial.

Tercero.-En la tramitación de este recurso se han cumplido las correspondientes prescripciones legales.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-La sentencia dictada por el Ilmo. Sr. Magistrado Juez del Juzgado de 1.ª Instancia n.º 2 de los de Ourense, de 6 de mayo de 2009 en el procedimiento del que dimana el presente rollo es recurrida en alzada por la representación procesal de la parte demandante quien interesa nuevo pronunciamiento por el que, revocando el recurrido, se estime en su integridad la demanda y ello en la consideración de que se ha incurrido en un error en la valoración de la prueba practicada para poner de manifiesto el alcance de las lesiones y secuelas que padece la demandada y que nacen del accidente de tráfico sufrido por la misma el 18 de agosto de 2006. Respecto de las expuestas en la demanda, la sentencia apelada no acogió aquellas que se relacionan con las lesiones que a juicio de la apelante sufrió la Sra. Lourdes a nivel dorsal en su columna vertebral.

Segundo.-La demanda rectora de la litis contenía una reclamación de la suma de 26.864,93 € derivados de los daños y perjuicios sufridos a consecuencia del accidente de tráfico acaecido el 18 de agosto de 2006 cuando ocupando la demandante el vehículo asegurado por la demandada, matrícula 1416 DSL, circulando éste por la vía A-52 en las inmediaciones de la ciudad de Ourense, sentido Vigo, atropelló a un perro de gran tamaño. A consecuencia de la brusca deceleración, la demandante sufrió lesiones que reportaron, según se especifica en la demanda, 109 días de incapacidad más otros 221 durante los cuales continuó el periodo de curación, si bien no resultaron absolutamente impeditivos para sus ocupaciones habituales, quedándole como secuelas unas algias postraumáticas en segmentos cervical y lumbar y hernias o protrusiones discales en tres niveles (D5-D6, D6-D7 y D7-D8), secuela ésta que es valorada en el informe pericial aportado con la demanda en 20 puntos, a los efectos de su ponderación conforme a los criterios recogidos en la Ley de responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor.

La sentencia apelada descarta atribuir al accidente las consecuencias de las lesiones a nivel dorsal y respecto de los días de incapacidad acoge el criterio de entender el alta en la fecha en que el Dr. Luis Andrés, quien atendió a la demandante, considera como tal.

Tercero.-Lo que se cuestiona en la litis no es otra cosa que la existencia de relación causal entre el siniestro acaecido en agosto de 2006 y las secuelas que presenta la demandante a nivel de columna dorsal. En ese sentido no podemos sino compartir la apreciación que de tal cuestión hace el tribunal a quo. No es cierto que la sentencia omita valorar la documentación obrante en autos, fundamentalmente integrada por la totalidad de la historia clínica de la demandante sino que le atribuye un efecto distinto del pretendido por el apelante. Así en la declaración prestada tras el accidente se alude exclusivamente a dolor cervical (folio 87) y cuando se describen las lesiones (folio 88) se hace referencia al cuello, incluida la columna y vértebras cervicales, igualmente en el parte de asistencia tras el accidente (folio 230) solo se mencionan lesiones a nivel cervical; a los folios 89 y siguientes obran los partes de baja derivados del accidente de circulación y en ellos solo se hace constar la existencia de artrosis cervical y hernia discal cervical. Al folio 92 obra informe en el que se describe la hernia cervical y ante la previsión de agravamiento del cuadro, Don. Luis Andrés, facultativo que trataba a la paciente, solicita RMN que da un resultado -folio 93- en el que no se hace referencia alguna a cuadro en la columna dorsal; esto tuvo lugar en septiembre de 2006. El alta es concedida (folio 94) sin hacer constar patología, lesión o secuela alguna a nivel de la columna dorsal. Al folio 95 obra informe Don. Luis Andrés en el que se hace constar, el 4 de diciembre de 2006, que en ningún momento la paciente se ha quejado a lo largo de todo el tratamiento de dolor lumbar alguno. En el informe elaborado por Don. Luis Andrés que obra al folio 97 se descarta la relación causal entre las lesiones que presenta a nivel dorsal y el accidente de circulación de referencia, teniendo este informe fecha de 13 de marzo de 2007.

Con los datos anteriores, considerando que el accidente fue de escasa entidad al tratarse del atropello de un perro unido a un brusco frenazo y a la ausencia de cualquier clínica respecto de las lesiones y secuelas que ahora se reclaman hasta el mes de marzo de 2007, no podemos sino descartar la relación causal entre las lesiones en la columna dorsal y el accidente que se contempla pues no es hasta pasados al menos seis meses cuando se objetiva un cuadro del que se pretende establecer la relación causal con el accidente de agosto de 2006, lo que consideramos fuera de lugar.

En definitiva, no se ha acreditado, a juicio de la Sala, la relación causal entre las lesiones que se mencionan en el recurso y que fueron rechazadas por el tribunal a quo y el accidente ocurrido en agosto de 2006 lo que determina la confirmación de la sentencia apelada.

Cuarto.-De conformidad con lo dispuesto en los arts. 394 y 398 de la Ley de enjuiciamiento civil, la desestimación del recurso supone la imposición a la apelante de las costas de la alzada.

Por lo expuesto la Sección Primera de la Audiencia Provincial pronuncia el siguiente


FALLO:


 
Se desestima el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de D.ª Lourdes contra la sentencia, de fecha 6 de mayo de 2009, dictada por el Juzgado de Primera Instancia Número 2 de Ourense en Juicio Ordinario n.º 1.014/07, Rollo de Apelación núm. 488/09, cuya resolución se confirma, con imposición de las costas del recurso a la parte apelante.

Contra la presente resolución, podrán las partes legitimadas optar, en su caso, por interponer el recurso extraordinario por infracción procesal o el recurso de casación, en el plazo de cinco días ante esta Audiencia Provincial.

Así por esta nuestra sentencia, de la que en unión a los autos originales se remitirá certificación al Juzgado de procedencia para su ejecución y demás efectos, juzgando en segunda instancia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
 
 
Checkpoint Connect
Aranzadi Insignis