Jurisprudencia
 
 
 
Buscador de jurisprudencia
          
 
 
ImprimirImprimir    
 

Sentencia T.S.J. La Rioja 273/2010, de 8 de octubre


 RESUMEN:

Relación laboral de alta dirección: Poderes inherentes a la dirección de la empresa. Inexistencia de relación laboral especial y  de relación laboral ordinaria. Contrato mercantil entre la empresa demandada y otra, siendo el demandante socio fundador y administrador de la otra.

LOGROÑO

SENTENCIA: 00273/2010

T.S.J.LA RIOJA SALA SOCIAL

C/ BRETON DE LOS HERREROS 5-7 LOGROÑO

Tfno: 941 296 421

Fax:941 296 408

NIG: 26089 44 4 2009 0200137

402250

TIPO Y N.º DE RECURSO: RECURSO SUPLICACION 0000281 /2010

JUZGADO DE ORIGEN/AUTOS: DEM: 0000105 /2009 del JDO. DE LO SOCIAL n.º: 002

Recurrente/s: Cristobal

Abogado/a:

Procurador: FRANCISCO JAVIER GARCIA APARICIO

Graduado Social:

Recurrido/s: FEDERICO PATERNINA SA

Abogado/a: DAVID A. DEL POZO IBAÑEZ

Procurador:

Graduado Social:

Sent. N.º 273/10

Rec. 281/10

Ilmo. Sr. D. Miguel Azagra Solano.:

Presidente.:

Ilmo. Sr. Cristóbal Iribas Genua:

Ilmo. Sr. Mercedes Oliver Albuerne:

En Logroño, a ocho de octubre de dos mil diez.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, compuesta por los Ilmos. Sres. citados al margen y

EN NOMBRE DEL REY

Ha dictado la siguiente

SENTENCIA

En el recurso de Suplicación n.º 281/10, interpuesto por D. Cristobal, asistido por el letrado D. José Manuel Copa Martínez y representado por el Procurador Francisco Javier García Aparicio, contra la sentencia n.º 55/10 del Juzgado de lo Social n.º Dos de La Rioja de fecha uno de febrero de dos mil diez, y siendo recurrido FEDERICO PATERNINA S.A., asistidos por el Letrado D. David A. del Pozo Ibáñez, ha actuado como PONENTE EL ILMO. SR. DON Miguel Azagra Solano.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Según consta en autos, por D. Cristobal se presentó demanda ante el Juzgado de lo Social n.º Dos de La Rioja, contra FEDERICO PATERNINA S.A., en reclamación de DESPIDO.

Segundo.-Celebrado el correspondiente juicio, recayó sentencia con fecha uno de febrero de dos mil diez, cuyos hechos declarados probados y fallo son del siguiente tenor literal:

"HECHOS PROBADOS:

Primero.-Klugelei SL, fue constituida mediante escritura pública otorgada el 10/07/08, radicando su sede social en Madrid Plaza Valle de la Jaros n.º 68 y constituyendo su objeto, la producción, comercialización, distribución, compraventa de toda clase de vinos y sus derivados, así como la explotación del negocio de bodegas de vinos, la compra, venta, distribución y comercialización de toda clase de productos y artículos relacionados con el vino, la explotación de servicios de bodegas, restaurantes, cafetería, bar, alimentación y demás relacionados con el negocio de hostelería, la fabricación, elaboración, distribución, y comercialización, compra, y venta de toda clase de productos relacionados con la hostelería.

El capital social de 3000 e representado por 500 participaciones sociales de 6 e de valor nominal cada uno fue suscrito por sus socios fundadores en la siguiente proporción:

- Cristobal, designado administrador único en el acto fundacional, 251 participaciones

- María Virtudes, cónyuge del anterior bajo el régimen económico de sociedad de gananciales y convivente con su esposo en el mismo domicilio que es el que constituye la sede de la sociedad, 230 participaciones

- D. Jose Ramón y D.ª Estibaliz, hijos de los anteriores y la segunda convivente con sus progenitores, 10 participaciones sociales cada uno

Segundo.-En el mes de Junio de 2008 la empresa demandada Bodegas Paternina SA encomendó a Klugelei SL a través del Sr. Cristobal la elaboración de un proyecto de asesoramiento en marketing y distribución comercial, que fue elaborado por D. Cristobal, girándose las facturas por los servicios prestados por la compañía, de la que el mismo es administrador, habiendo consistido la actividad desarrollada por el demandante, en cumplimiento del indicado encargo, en la confección de un estudio en el que, tras analizar la estructura productiva, administrativa, comercial y de los recursos humanos de la compañía demandada, así como de los balances, cuentas de pérdidas y ganancias, contratos y compromisos con terceros en el ejercicio de su actividad económica, se plantea la adopción de las siguientes medidas y directrices para lograr una adecuada reorganización que permitiera a la empresa demandada obtener una posición más competitiva en el mercado, en las siguientes áreas:

1) Vinos y Bodegas: Establecer el criterio de bodega de origen y de producción (Ollauri - Paternina; Logroño - Franco Españolas; Haro - Crianzas de todo); redefinir marcas, calidades e imágenes de jóvenes y reservas; implicar y alinear las áreas de producción en la USP de cada marca y reducir costes.

2) Imagen - Efectuar un estudio ad hoc para conocer los frenos de la marca entre profesionales y consumidores, aprovechando el estudio efectuado por DEC sobre la imagen utilizando sus mejores recomendaciones, pero teniendo en cuenta que la campaña adolecía de la necesaria notoriedad y el importante trabajo de modernización y rejuvenecimiento que presentaba el producto; Definir la USP de Paternina, Haro y Ollauri y concentrar todas las propuestas de imagen, y en base al mismo efectuar un briefing para agencias de publicidad y aprobar la imagen de la empresa para los próximos años.

3) Comercialización: Implantación de un método más avanzado articulado en la alineación de la estrategia de la compañía a todos los niveles (imagen + bodega + comercialización) y combinación de distribuidoras propias y ajenas mejorando las relaciones existentes y buscando nuevas alternativas, lo que exigiría una revisión de las condiciones comerciales con cada una de ellas en función de las capacidades y servicios que proporcionan a Paternina.

En cuanto a la cobertura se propuso un esquema que cuantifica la actividad de la fuerza de venta directa e indirecta y establece los parámetros a desarrollar de forma que su aplicación a cada vendedor permite un seguimiento de la actividad que combinado con las rutas y el establecimiento de un sistema de incentivos estaría orientado a impulsar la actividad comercial con los consiguientes incrementos de ventas, mejora de la imagen y la comunicación con el mercado y optimización de los circuitos de información de la empresa con la clientela.

4) Marketing - Adopción de criterios que se plasmen en una estructura organizativa, administrativa y de tareas y procesos estableciendo un sistema de trabajo que optimice el esfuerzo de las personas de los distintos departamentos y sean difundidos a los responsables a la red de ventas y a toda la organización para cuya ejecución se establecería un Plan de Marketing anual que dividiera la actividad en tres ciclos promocionales a lo largo del año, que se realizaría conforme al siguiente calendario:

- 1 a 15 de Octubre - Criterios de marketing y objetivos claves por marca

- Presentación por el equipo directivo de una propuesta anual al consejo de la compañía (16 a 31 de Octubre)

- Presentación por cada Brand Manager de un plan de marketing y por la dirección de un plan por canal y una propuesta de estructura (1 a 15 de noviembre)

- 16 a 30 de Noviembre - Aprobación por el comité comercial y el consejo de los planes de marca, estructura y presupuestos.

5) Relación con los distribuidores - Impulsar la relación con los distribuidores que aumente considerablemente los lazos que los vinculan con la compañía y los alinee con sus objetivos, mediante el establecimiento de un plan anual en el que se recoja el tipo de relación a establecer, y los objetivos generales de volumen y distribución, un sistema de funcionamiento que permita centrar las relaciones en los dos objetivos precitados y la contratación mercantil que protege, regula y mejora la relación con el distribuidor incorporándolo a la red de comercialización. Debería igualmente establecerse un esquema de establecimiento de precios conforme al patrón que se especifica

6) Política de formación de precios y márgenes: Establecimiento de un sistema de incremento de los precios que alinee las calidades de la gama con la competencia y la percepción del mercado, incremento de los precios como mínimo el IPC todos los años, búsqueda de una política de clientela que armonice los precios de venta percibidos tanto por la hostelería como por los consumidores finales, establecimiento de un objetivo de ventas de producto por canal de acuerdo a la orientación estratégica, la imagen de marca y la rentabilidad de cada uno de ellos, depurar periódicamente las bases de datos de clientes y actualizar las categorías en que están clasificados, gestionar de forma centralizada las grandes marcas tanto en el ámbito administrativo como en el logístico, las MER deberían comportarse como cualquier distribuidor y generar márgenes razonables

7) Sistema de Incentivos - El mismo debe alinear los objetivos estratégicos del equipo comercial con los de la compañía, basándose en la utilización de los siguientes parámetros. Las ventas continuará siendo el más importante con la ponderación de los objetivos por zonas y productos que decida la dirección comercial, determinando este factor el 60% de la retribución variable del empleado. La distribución ponderada al 30% para evaluar el trabajo de visitas y potenciación del parque de clientes de la fuerza de ventas. El número de actividades que han de contemplarse en el plan de marketing como estrategia de comunicación e impulso al consumo con un 10% del ingreso

8) Organigrama - Bajo la dependencia del director comercial y de marketing estarían un responsable de grandes cuentas, un administrador de ventas, márketing de canales, directores regionales y comunicación y relaciones públicas.

Tercero.-Tras diversas negociaciones entre las partes, en el curso de las cuales el demandante efectuó la propuesta en cuanto a las condiciones de su contratación que constan en el documento 3A de la demandada, el 15/10/08 entre Bodegas Paternina SA, representada por D. Alfonso, y Klugeley SL, representada por el actor, se formalizó contrato de arrendamiento de servicios del tenor del que se incorpora al documento n.º 3 del ramo de prueba de la primera de ellas en el que se contienen, entre otras, las siguientes estipulaciones, que vienen esencialmente a coincidir con las propuestas por D. Cristobal:

1) Federico Paternina SA contrata a Klugelei SL para que, a través de D. Cristobal, ejecute el plan estratégico previamente confeccionado en orden a conseguir los objetivos establecidos en el mismo, realizando los siguientes servicios:

- Responsabilizarse de la supervisión de la gestión administrativa y financiera, compras, enológica y controles de calidad.

- Dirección comercial, fijación y ejecución de las políticas de marketing y ventas de acuerdo con el plan estratégico aprobado por el Consejo de Administración

- Gestión y asesoramiento de los recursos humanos para adaptarlos a las dimensiones y necesidades de la compañía.

Dependerá y recibirá instrucciones del Consejero Delegado que nombrará el Consejo de Administración y se le facilitarán los poderes notariales al efecto.

2) El contrato, que mutuamente convienen es mercantil, tendrá una duración indefinida, no obstante lo cual, las partes podrán rescindirlo con un preaviso de tres meses.

3) Por la prestación de servicios la Mercantil Klugelei SL, percibirá las siguientes cantidades:

a) 120.000 e pagaderos en catorce mensualidades y media.

b) Hasta un 30% de la cantidad anterior en función de la consecución de los objetivos del plan estratégico y, siempre que el beneficio ordinario (BAI) alcance al menos el doble que la cantidad que resulte a pagar por este concepto

c) Anualmente se establecerá entre ambas partes otra cantidad en función del beneficio ordinario fijado en el presupuesto anual.

Cada mes presentarán una factura por la cantidad fija establecida en el apartado a más los impuestos correspondientes, y estará sujeta a las retenciones que legalmente le correspondan. Los meses de Julio y Diciembre emitirá otra factura con fecha 15 de ambos meses por el importe de una mensualidad y y el mes de septiembre emitirá otra con fecha 20 por importe del 50% de una mensualidad..

En dichas facturas se incluirán los gastos de viaje que haya tenido ese mes junto con los justificantes correspondientes

4) Obligaciones de Klugelei SL

4.1. Desarrollará las actividades a través de la persona de D. Cristobal por la que se realiza este acuerdo en su domicilio social y cuando las necesidades lo requieran, realizará desplazamientos fuera del centro de trabajo.

Klugelei se obliga a actuar lealmente y de buena fé velando por los intereses de Federico Paternina en el ejercicio de la actividad encomendada, en particular, procurará constatar la solvencia de los terceros con los que se relacione en el ámbito de los servicios que constituyen el objeto del contrato con carácter previo a la formalización de los correspondientes contratos.

Klugelei se obliga a comunicar a Federico Paternina toda la información de que disponga, cuando sea necesaria para la buena gestión de los actos u operaciones cuya promoción y en su caso conclusión se le encomienda por el presente contrato, así como, en particular, la relativa a la solvencia de los terceros con los que existan operaciones pendientes de conclusión o ejecución.

Klugelei se obliga a recibir en nombre de Federico Paternina toda clase de reclamaciones con terceros sobre defectos o vicios de calidad o cantidad de los bienes vendidos y de los servicios prestados como consecuencia de las operaciones promovidas aunque no se hubieran concluído

Klugelei es un empresario independiente que organiza su actividad profesional y el tiempo dedicada a la misma conforme a sus propios criterios, sin vínculo alguno con Federico Paternina, y por tanto responsable del cumplimiento a su cuenta de toda la normativa vigente que le sea aplicable, en especial de las de carácter fiscal, laboral, contable y de colegiación.

4.2- Gastos y cumplimiento de las obligaciones laborales, en materia de seguridad y salud, medio ambiente y prevención de riesgos

Klugelei declara expresamente estar al corriente en el cumplimiento de las obligaciones de referencia, quedando obligada respecto al personal que emplee en la prestación de servicios contratados.

Klugelei exonera expresamente a Federico Paternina de cualquier responsabilidad o reclamación que por el incumplimiento de las indicadas obligaciones pudiera ocasionar, comprometiéndose a indemnizar a Federico Paternina de cuantos pagos realizase por responsabilidad solidaria o subsidiaria derivada de dichos incumplimientos.

El incumplimiento de lo establecido en los dos párrafos anteriores tiene la condición de estipulación resolutoria explícita en el sentido del Art. 1.124 CC.

Siendo cada una de las partes contratantes empresarios independientes, sin producirse identificación ni confusión de sus respectivas empresas, serán por cuenta y cargo exclusivo de Klugelei todos los gastos, cualesquiera que estos sean, correspondientes al desarrollo de su actividad, quedando incluídos, entre otros, el pago de desplazamientos, salarios, seguridad social, tributos, y cualquier otro del personal a su cargo.

4.3- Prohibiciones

Klugelei no podrá realizar durante la vigencia del contrato concurrencia con respecto a los intereses de Federico Paternina que se le confían, y tampoco podrá aprovechar para sí o para un tercero distinto de los señalados en la claúsula primera la actividad realizada por cuenta de Federico Paternina, pese a que esta última no haya aprovechado la actividad de que se trate.

Klugelei no podrá subcontratar, ni aún bajo su exclusiva responsabilidad los servicios que total o parcialmente constituyen el objeto del contrato salvo autorización previa y expresa de Federico Paternina.

4.4- Gastos incurridos en el desarrollo de la actividad y tributos

Klugelei dispone de los medios y recursos precisos para desarrollar su actividad, siendo por cuenta de la misma todos los gastos que deriven del desarrollo ordinario de la prestación de servicios.

No obstante, Federico Paternina deberá abonar aquellos gastos derivados del desarrollo de la prestación del servicio que se devenguen como consecuencia del cumplimiento de las directrices marcadas por Federico Paternina, tras la fijación de los mismos con la correspondiente factura siempre y cuando la cuantía de las mismas se adecúe al tráfico mercantil ordinario.

5) El contrato se extinguirá por las siguientes causas:

a) por mutuo acuerdo de las partes.

b) por sanción, incapacidad, prohibición o incompatibilidad que inhabilite temporal o definitivamente a cualquiera de las partes en el ejercicio de su actividad.

6) Sin perjuicio de las anteriores causas de extinción automática, cualquiera de las partes podrá resolver el contrato mediante comunicación fehaciente en los siguientes supuestos:

a) En el caso de incumplimiento material por la otra parte de los deberes, obligaciones y compromisos derivados del contrato.

Así mismo Federico Paternina podrá resolver el contrato en cualquiera de los siguientes supuestos:

a) Si D. Cristobal deja de prestar servicios o tener vinculación con Klugelei, supuesto en el que esta última deberá indemnizar a Federico Paternina en los términos previstos en la claúsula séptima.

7) A la extinción o resolución del contrato deberá procederse de forma inmediata a la cesación de las actividades que constituyen su objeto, así como a la liquidación de la cuenta entre las partes.

Klugelei carecerá de todo derecho de cualquier naturaleza de que se trate a reclamar indemnizaciones o compensaciones por la extinción del contrato por incumplimiento de sus obligaciones. No obstante en el caso de que la resolución del contrato se produjese durante el primer año del contrato sin causa justificada, tendrá derecho a la indemnización de una anualidad de de salario fijado en la estipulación tercera a

8) Klugelei no podrá ceder en todo o en parte, los derechos y obligaciones derivados del presente contrato a un tercero, salvo autorización expresa y por escrita de Federico Paternina.

Federico Paternina podrá ceder la totalidad o parte de los derechos y obligaciones del presente contrato a cualquier tercero o entidad vinculada perteneciente al grupo de Inversora Mer con el consentimiento de Klugelei.

Cuarto.-En ejecución del anterior contrato el actor, que está dado de alta en el RETA desde el 1/08/08, ha girado facturas a la demandada por los servicios prestados cuyo importe se ha ajustado a lo pactado en el contrato, habiendo consistido la actividad desarrollada básicamente en la elaboración de un informe sobre la compañía y los planteamientos sobre la reorganización del departamento comercial, que fue presentado en la Reunión del Consejo de Administración de 19 de Diciembre, para cuya ejecución mantuvo reuniones y contactos con los miembros de los departamentos de Ventas Nacional, marketing, informática, vinos y bodegas.

En el indicado informe que es del tenor del que se incorpora al documento 13 de la demandada, se recogen las medidas y acciones que deben aplicarse, su coste económico, el calendario de ejecución y los responsables de su implantación, en cuanto a imagen y política de marcas, viñedos y plantas de elaboración, política sobre barricas, sistemas, comercialización y comunicación.

El demandante también encargó a una empresa externa la elaboración de un estudio de investigación y desarrollo estratégico.

Quinto.-El 19/12/08 la empresa demandada notificó al actor comunicación escrita del tenor del documento n.º 1 de la demanda, cuyo contenido se da por reproducido, por la que se le hacía saber la decisión de rescindir el contrato de arrendamiento de servicios que les vinculaba con efectos desde el 13/01/09, alegando para ello los siguientes motivos:

1) No haber iniciado la ejecución del plan estratégico para cumplir los objetivos fijados en el mismo

2) No haber desarrollado la red comercial, motivo por el que no se había incorporado ningún nuevo distribuidor ni cliente directo, lo que había supuesto una reducción en la cadena de ventas en los meses de octubre y noviembre de un 32% y de un 63%.

3) No haberse preocupado de conocer a los actuales distribuidores ni realizar ninguna gestión en las distintas zonas comerciales, excepto un viaje a Sevilla el pasado día 4, ni siquiera ha visitado para conocer personalmente al principal distribuidor de la zona del País Vasco, Mer Costa Vasca.

4) Prestar servicios para otra bodega denominada Bodegas y Viñedos Casa de la Ermita de Murcia, incumpliendo su obligación de no concurrencia.

5) La escasa dedicación de los servicios prestados a la empresa concretados en los días 15, 16 y 23 de Octubre en Haro, los días 4, 18, 19, 25, 26 y 27 de Noviembre en las oficinas de Madrid, los días 6, 7, 12 y 13 de Noviembre en el centro de Haro, el 4 de Diciembre en Sevilla, los días 10, 11, 22 y 29 de Diciembre en las oficinas de Madrid, el 26 de Diciembre en Logroño, los días 2, 5 y 7 de Enero 09 en las oficinas de Madrid y el día 8 de Enero en Haro.

Sexto.-El demandante acudía con frecuencia no acreditada a las instalaciones de la empresa demandada tanto en San Sebastián de los Reyes como en Haro que es donde radican las oficinas centrales y las sedes social y fiscal, y allí ocupaba un despacho.

Además contaba para la ejecución de su actividad con un teléfono móvil de la empresa y utilizaba su sistema informático como medio para comunicarse con el personal de los distintos departamentos.

Séptimo.-El actor fue presentado en el Consejo de Administración como persona contratada como nuevo Director General de la compañía.

Concretamente en la reunión de dicho órgano colegiado de 29 de octubre de 2008 el consejero Sr. Alfonso informó de la incorporación de un nuevo director general mediante la contratación de sus servicios a través de una sociedad propiedad del mismo, habiéndose iniciado los contactos por la contratación de un estudio sobre marketing y distribución comercial para la compañía, colaborando la persona contratada con el fondo Ibersuiza y teniendo experiencia en el sector del vino y bebidas alcohólicas. El Vicepresidente manifestó sus reservas sobre el procedimiento seguido entendiendo que se debían haber contratado los servicios de una empresa especializada para un puesto de tanta importancia.. El consejero Sr. Epifanio entendió que había que aprovechar la oportunidad insistiendo Don. Alfonso en la urgencia de la contratación así como en que la persona contratada dirigiría sus mayores esfuerzos al desarrollo y potenciación del departamento comercial.

A propuesta Don. Alfonso el hoy demandante se incorporó a la reunión y tras su presentación, expuso brevemente su visión de la compañía, destacando la falta de estructura comercial, la necesidad de transmitir credibilidad a los distribuidores y público en general y sobre todo inyectar optimismo al personal para que creyesen en la empresa y en los productos comercializados por la misma. Los consejeros solicitaron que en próximas reuniones informase sobre las medidas a adoptar y los defectos que apreciaba, confiando en que se obtuviesen resultados positivos.

En la siguiente reunión del Consejo de Administración celebrada el 19 de diciembre, el demandante se incorporó en el momento de proceder a los ruegos y preguntas y dio cuenta del informe sobre la compañía elaborado y de los planteamientos sobre la reorganización del Departamento comercial, aceptándose el planteamiento general excepto en lo referente al Departamento de Exportación, proponiendo que fuera un departamento independiente para la compañía en relación a otras empresas del grupo.

Octavo.-El demandante ha compatibilizado la actividad realizada para la demandada, con la prestación de servicios que ya venía prestando con anterioridad a su vinculación contractual con Bodegas Paternina para la empresa Bodegas y Viñedos Casa de la Ermita, que tiene su sede social en Jumilla y tiene por objeto social la producción de uva, vinificación, elaboración, crianza y embotellado de vinos, y la compraventa de uva, vino y derivados.

Noveno.-Con fecha 13/02/09 el demandante presentó papeleta de conciliación, celebrándose el acto el día 23 de febrero, con resultado sin avenencia.

FALLLO.- Que DESESTIMANDO la demanda de despido interpuesta por D. Cristobal contra Federico Paternina SA, debo absolver y absuelvo a la empresa demandada de las pretensiones formalizadas en su contra."

Tercero.-Contra dicha Sentencia se interpuso recurso de Suplicación por D. Cristobal, siendo impugnado de contrario. Elevados los autos a este Tribunal, se dispuso el pase de los mismos al Ponente para su examen y resolución.

Cuarto.-En la tramitación del presente recurso se han observado todas las prescripciones legales.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-La sentencia dictada en la instancia desestimó la demanda que en materia de despido había interpuesto D. Cristobal contra la empresa "Federico Paternina, S.A.", absolviendo a la entidad demandada de las pretensiones formalizadas en su contra.

Disconforme con la resolución del juzgado recurre en suplicación la representación letrada del demandante planteando el recurso sobre la base de cuatro motivos, de los cuales los dos primeros se dedican a solicitar la revisión de hechos de la sentencia y los dos últimos al examen del derecho aplicado por esta.

Segundo.-Con amparo procesal en el apartado b) del artículo 191 de la LPL deduce la recurrente el primero de los motivos de su recurso, postulando la modificación del hecho probado quinto de la sentencia de instancia en el sentido de sustituir su primer párrafo por otro, cuyo tenor, sea el siguiente:

"El 16 de enero de 2009 la empresa demandada notificó al actor comunicación escrita del tenor del documento n.º 1 de la demanda, que fue recibido por el actor en fecha 19 de enero de 2009, cuyo contenido se da por reproducido, por la que se le hacía saber la decisión de rescindir el contrato de arrendamiento de servicios que les vinculaba con efectos desde el 13/01/09, alegando para ello los siguientes motivos...".

El fundamento de la variación que se solicita se encuentra en el contenido de los documentos obrantes a los folios 119 a 126 de las actuaciones, y en especial del documento 124 de los mencionados.

Pues bien, la solicitud de modificación debe tener favorable acogida, al desprenderse de documentos hábiles para ello, cumplir con los requisitos formales exigidos legalmente para viabilizar la revisión, demostrar un error en la valoración de la prueba, y poder tener trascendencia en las resultas del pleito.

Efectivamente la empresa demandada remitió al demandante el 16 de enero de 2009 una carta fechada el 15 de enero a través de la cual daba por resuelto el contrato de prestación de servicios que les vinculaba, extremo este que se deduce sin necesidad de interpretaciones o conjeturas del documento obrante a los folios 119 a 124 de las actuaciones. En dicho documento, no sólo consta que fue el 16 de enero de 2009 cuando la empresa remitió al actor la mencionada carta, sino que consta también que su recepción por el demandante no se produjo hasta el 19 de enero (folio 124). Estos datos son admitidos por la propia empresa en el escrito de impugnación del recurso y así, basta leer el tercer párrafo del cuarto motivo de impugnación, para colegir que la propia mercantil reconoce que la notificación de la carta al demandante se produjo el 19 de enero de 2009 y no el 19 de diciembre de 2008, que por error, aparece en el hecho que se pretende variar.

Este dato es trascendente para las resultas del pleito, o al menos puede serlo, ya que la fecha real de notificación al demandante de la carta que él entiende de despido, es la que debe tomarse en consideración al objeto de determinar la interposición en tiempo de la reclamación y siendo la caducidad una excepción apreciable de oficio, la constancia de la fecha de notificación de la carta es relevante en una hipotética estimación de las pretensiones del recurrente.

El motivo en consecuencia debe estimarse.

Tercero.-El segundo de los motivos del recurso se ampara también en el apartado b) del artículo 191 de la Ley Procesal Laboral, y mediante el mismo se solicita la incorporación al hecho probado sexto de un nuevo párrafo que debe situarse al final del hecho y cuyo tenor, de estimarse la petición, sería el siguiente.

"El actor utilizaba una cuenta de correo electrónico de la empresa cuya dirección era itomas@paternina.com y desde tal carta a lo largo del periodo de tiempo en que desempeñó sus funciones para la empresa realizó numerosas comunicaciones y recibió numerosa información, tanto de los Departamentos de Ventas como de Marketing como de Exportación de la empresa, comunicaciones referidas a las actividades ordinarias de la empresa".

La modificación se apoya en los documentos que obran a los folios 139 a 282 de las actuaciones.

Pues bien, como es sabido el proceso laboral es un procedimiento judicial de única instancia en el que la valoración de la prueba es función atribuida en exclusiva al Juez "a quo" de modo que la Suplicación se articula como un recurso de naturaleza extraordinaria que no permite al Tribunal entrar a conocer de toda la actividad probatoria desplegada en la instancia, limitando sus facultades de revisión a las pruebas documentales y periciales que puedan haberse aportado, e incluso en estos casos, de manera muy restrictiva y excepcional, en la medida en que únicamente pueda modificarse la apreciación de la prueba realizada por el Juez de lo Social cuando de forma inequívoca, indiscutible y palmaria, resulte evidente que ha incurrido en manifiesto error en la valoración de los medios de prueba.

En cualquier caso, debe necesariamente prevalecer el contenido de los hechos probados establecidos en la sentencia de instancia -versión judicial- que no puede ni tan siquiera ser sustituido por la particular valoración que el propio Tribunal pudiere hacer de esos mismos elementos de prueba, cuando el error evidente de apreciación no surge de forma clara y nítida de los documentos o pericias invocados en el proceso. En el mismo sentido se ha pronunciado el Tribunal Supremo para indicar que la valoración de la prueba es facultad privativa del órgano judicial de instancia, sin que pueda sustituirse su valoración por otra voluntaria y subjetiva confundiendo este recurso excepcional con una nueva instancia, por lo que en consecuencia, los hechos declarados probados, reflejo de dicha valoración, deben prevalecer.

En el supuesto analizado el motivo de revisión no puede acogerse por las siguientes consideraciones: En primer lugar por que como así se desprende del contenido del fundamento de derecho primero de la sentencia, los documentos en los que la parte recurrente basa su petición han sido objeto de valoración por la juzgadora de instancia, no pudiendo basarse la revisión en aquellos, salvo apreciación de un error evidente en la valoración que aquí en modo alguno se produce. En segundo lugar porque la adición propuesta no es necesaria ya que la propia sentencia en su fundamento de derecho tercero, manifiesta con evidente valor fáctico que el demandante acudía a las oficinas de la demandada tanto en Haro como en San Sebastián de los Reyes ocupando en tales ocasiones un despacho y empleando el sistema informático como medio de comunicación y trasmisión de información con los empleados y directivos de la compañía demandada. Es decir, la sentencia ya deja constancia del uso por parte del recurrente del sistema informático de la empresa, y si su uso lo era como medio de comunicación -tal y como se establece en la resolución- es evidente que se está refiriendo al correo electrónico. Por otro lado, se deja constancia de que esas comunicaciones lo era con los empleados y directivos de la compañía careciendo de trascendencia la especificación de los concretos departamentos con los que se relacionaba. Por último, y en tercer lugar, la solicitud consistente en dejar constancia de que las comunicaciones eran referidas a las actividades ordinarias de la empresa, constituye una valoración parcial y subjetiva de la prueba practicada que no puede sustituir el criterio de valoración judicial, objetivo y parcial, y que a su vez tiene base y fundamento en el análisis de la totalidad de la prueba practicada.

El motivo no puede ser acogido.

Cuarto.-El tercer motivo del recurso, dedicado a la censura jurídica y amparado en el apartado c) del artículo 191 de la Ley Adjetiva Laboral, denuncia la infracción de lo dispuesto en el artículo 1.1 ET, en relación con el artículo 2.1 a) del mismo cuerpo legal, y del artículo 1.2 RD 1382/1985 de 1 de agosto.

Según establece la parte recurrente en el motivo analizado, en la relación existente entre los litigantes concurren las notas propias de una relación laboral, entendiendo que tal relación debe considerarse como una relación laboral especial de alta dirección o, en defecto de esta, como una relación laboral ordinaria.

Para dar solución a la cuestión que ahora se plantea es preciso recordar, como también hace la juez de instancia en su resolución, que la doctrina del Tribunal Supremo ha perfilado a través de numerosos pronunciamientos la noción de alta dirección que hoy recoge el artículo 1.2 del Real Decreto 1382/1985, de 1 de Agosto, y en este sentido ha precisado que: 1.º) Han de ejercitarse poderes inherentes a la titularidad de la empresa que se incluyan en "el círculo de decisiones fundamentales o estratégicas" [STS 6 de marzo de 1.990 (RJ 1990\1967)] con independencia de que exista un acto formal de apoderamiento [STS 18 de marzo de 1.991 (RJ 1991\1870)]; 2.º) Los poderes han de referirse a los objetivos generales de la entidad, lo que supone que las facultades otorgadas "además de afectar a áreas funcionales de indiscutible importancia para la vida de la empresa, hayan de ser referidas normalmente a la íntegra actividad de la misma o a aspectos trascendentales de sus objetivos [SSTS 30 de enero (RJ 1990\233) y 12 de septiembre de 1.990 (RJ 1990\6998)]"; 3.º) El alto directivo ha de actuar con autonomía y plena responsabilidad, es decir, con un margen de independencia sólo limitado por los criterios o directrices de los órganos superiores de gobierno y administración de la entidad, por lo que no toda persona que asuma funciones directivas en la empresa puede ser calificada como alto directivo, ya que han de excluirse quienes reciban instrucciones de otros órganos delegados de dirección de la entidad empleadora [SSTS 13 de marzo (RJ 1990\2065) y 12 de septiembre de 1.990 ].

Lo que caracteriza, por lo tanto, a la relación laboral del personal de alta dirección es la participación en la toma de decisiones en actos fundamentales de gestión de la actividad empresarial (STS de 10 de febrero de 1984 (RJ 1984\857)), así como que sólo son personal de alta dirección las personas integradas en la organización empresarial, actuando en ella con propia responsabilidad y facultades que pertenecen a su titularidad jurídica, en relación con los objetivos de aquélla, sin otro límite que el que supone la adaptación de sus decisiones a las directrices de los órganos supremos, individuales o colectivos, de la misma, habiéndose convertido tal tipificación jurisprudencial en norma positiva por Real Decreto 1382/1985, de 1 de agosto (STS de 12 de septiembre de 1986 (RJ 1986\4958)), a lo que se ha de añadir que lo que define la alta dirección son las funciones realmente desarrolladas y su grado de autonomía dentro del ámbito organizativo de la empresa (STS de 15 de julio de 1986 (RJ 1986\4139)), debiendo estarse a las reales actividades prestadas (STS de 23 de diciembre de 1985 (RJ 1985\6175)), a las facultades desempeñadas en cada caso concreto.

Así pues, la noción de alta dirección exige el ejercicio de poderes inherentes a la titularidad de la empresa, que se incluyan en el círculo de decisiones fundamentales o estratégicas de la misma, con independencia de que exista un acto formal de apoderamiento, poderes que han de referirse a los objetivos generales de la entidad, lo que supone que las facultades otorgadas además de afectar a áreas funcionales de indiscutible importancia, para la vida de la empresa, hayan de ser referidas normalmente a la íntegra actividad de la misma o a aspectos trascendentales de sus objetivos, debiendo actuar el alto directivo con autonomía y plena responsabilidad, es decir, con un margen de independencia sólo limitado por los criterios o directrices de los órganos superiores de gobierno y administración de la entidad.

En el supuesto traído a enjuiciamiento, el inalterado relato de hechos probados que contiene la sentencia de instancia y las manifestaciones que con valor de tales se contienen en su fundamentación, permiten rechazar de plano la existencia entre los litigantes, tanto de una relación laboral especial, como de una relación laboral ordinaria.

Como se desprende del relato fáctico de la sentencia, en el año 2008 la empresa Bodegas Paternina, S.A., encomendó a la empresa Klugelei, S.L., a través del demandante D. Cristobal, la elaboración de un proyecto de asesoramiento en marketing y distribución comercial (hecho segundo). El demandante es socio fundador y administrador único de Klugelei, S.L., sociedad constituida el 10 de julio de 2008 y de la que eran socios además del demandante, su mujer y su hijo (hecho primero). El proyecto fue elaborado por el propio demandante girando las facturas correspondientes. Teniendo en consideración el proyecto elaborado, cuyo contenido se refleja en el hecho segundo de la sentencia, la empresa demandada decidió ejecutar el proyecto para lo cual se formalizó un contrato de arrendamiento de servicios entre las empresas antes mencionadas por el que la empresa Klugelei, S.L., a través del demandante se obliga a la ejecución del plan estratégico antes elaborado (hecho tercero).

Pues bien, el contrato se suscribe de forma expresa como un contrato de naturaleza mercantil acordándolo así de forma ambas partes; la cantidad establecida por la prestación de servicios debía ser abonada tras emitirse las correspondientes facturas en donde se incluyen los gastos de viaje y los justificantes correspondientes; las actividades debían desarrollarse a través de la persona del demandante; y en el acuerdo se hacía constar que Klugelei es un empresario independiente que organiza su actividad profesional y el tiempo que dedica a la misma conforme a sus propios criterios, sin vínculo alguno con Federico Paternina, siendo responsable del cumplimiento a su cuenta de toda la normativa vigente que le sea aplicable, en especial de las de carácter fiscal, laboral, contable y de colegiación; se recogía en el acuerdo que ambos contratantes son empresarios independientes, siendo por cuenta de Klugelei todos los gastos correspondientes al desarrollo de la actividad, salvo los que así se establecen en el propio acuerdo (hecho tercero).

De lo expuesto puede afirmarse que la redacción del contrato pocas dudas permite albergar sobre la formalización de un contrato de naturaleza mercantil que poco o nada tiene que ver con uno de naturaleza laboral especial u ordinario. Ahora bien, sabido es que para establecer la naturaleza jurídica de la relación, hay que atender a la configuración real de las obligaciones derivadas del contrato y al contenido efectivo de las prestaciones que constituyen su objeto, ya que los contratos son lo que son y no lo que las partes quieran que sea.

A este respecto, la valoración de la prueba practicada efectuada por la juez de instancia es del todo punto concluyente "el objeto del indicado contrato mercantil no resulta ser coincidente con los cometidos y funciones propios de un alto directivo, sino que bien pueden tener encaje en el marco de las actividades a realizar por un profesional externo...".

Efectivamente de la prueba practicada en juicio e impecablemente valorada por la Juez "a quo", se desprende que para el cometido acordado entre los litigantes, el demandante no tenía plena dedicación; no le fueron conferidos poderes inherentes a la titularidad de la compañía demandad y por tanto no ejerció nunca tales facultades; el demandante carecía de capacidad decisoria y ejecutiva; no ha efectuado contratación alguna con terceros, ni ha impartido instrucciones a los mandos intermedios de la empresa, ni ha coordinado o supervisado la actividad de los distintos departamentos. El demandante, como consta en la sentencia, se limitó a mantener reuniones y contactos con el personal a efectos de recabar la información necesaria para la ejecución de la labor acordada, organizando su actividad profesional y el tiempo de dedicación a ella conforme a criterios propios.

Si a ello unimos que el demandante está dado de alta en el RETA desde el 1 de agosto de 2008, que ha girado facturas por los servicios prestados, que su importe se ha ajustado a lo pactado y que compatibilizaba su actividad con la prestación de servicios para otra empresa distinta de la demandada, sólo es posible afirmar el carácter mercantil de la relación al no concurrir los requisitos de una relación laboral.

Esta conclusión no debe variarse por el hecho de que el demandante dispusiera de móvil, usara el correo electrónico de la empresa, o fuera presentado en una ocasión como Director Genera de la Compañía, ya que la utilización de los medios materiales de la empresa carece de entidad para variar la calificación de la naturaleza de la relación a la vista de las abrumadoras circunstancias que acreditan la inexistencia de una relación de trabajo, y el hecho de ser presentado en una reunión como Director General tampoco resulta determinante cuando esta apariencia formal no fue correspondida con el desempeño de actividades, funciones y facultades propias de ese cargo.

Por último, los razonamientos hasta aquí expuestos son suficientes para rechazar también la existencia de una posible vinculación laboral ordinaria o común entre los litigantes, al no concurrir el fundamental requisito de la dependencia necesario para tal calificación, a lo que hay que añadir que esta pretensión, solicitud de reclamación laboral ordinaria, no fue planteada en la reclamación inicial origen de las presentes actuaciones y por ello ni siquiera podría ser objeto de análisis en este recurso.

Quinto.-El último motivo del recurso, amparado en el apartado c) del artículo 191 de la LPL, afirma la infracción del artículo 11.2 RD 1382/1985 y de los artículos 54.2, 55 y 56 ET, denuncia que está llamada al fracaso tras la constatación de la naturaleza mercantil y no laboral de la relación existente entre los litigantes.

El recurso debe ser desestimado y confirmada en su totalidad la sentencia dictada en la instancia, sin expresa condena en costas.

Vistos los preceptos legales de general y pertinente aplicación


FALLAMOS:


 
Que debemos DESESTIMAR Y DESESTIMAMOS el Recurso de Suplicación interpuesto por la representación letrada de D. Cristobal contra la Sentencia número 55/10 del juzgado de lo social número Dos de La Rioja, de fecha 1 de febrero de 2010, dictada en autos promovidos por el recurrente frente a la empresa "FEDERICO PATERNINA S.A.", en reclamación por despido, confirmando la sentencia dictada en la instancia, sin expresa condena en costas.

Notifíquese esta sentencia a las partes y al Ministerio Fiscal, haciéndoles saber que contra la misma pueden interponer Recurso de Casación para la Unificación de Doctrina, debiendo anunciarlo ante esta Sala en el plazo de DIEZ DIAS mediante escrito que deberá llevar firma de Letrado y en la forma señalada en los artículos 215 y siguientes y concordantes de la Ley de Procedimiento Laboral. Si el recurrente es empresario que no goce del beneficio de justicia gratuita y no se ha hecho la consignación oportuna en el Juzgado de lo Social, deberá ésta consignarse en la cuenta que esta Sala tiene abierta con el n.º 2268-0000-66-0281-10 del BANESTO, Código de Entidad 0030 y Código de Oficina 8029 pudiendo sustituirse la misma por aval bancario, así como el depósito para recurrir de 300 euros que deberá ingresarse ante esta misma Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, en la cuenta arriba indicada. Expídanse testimonios de esta resolución para unir al Rollo correspondiente y autos de procedencia, incorporándose su original al correspondiente libro de Sentencias.

Así por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos mandamos y firmamos.

E./


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
 
 
Checkpoint Connect
eCustomer Lexnova.es
 
Acceso a través de Internet a información jurídica relacionada con el Derecho