Jurisprudencia
 
 
 
Buscador de jurisprudencia
          
 
 
ImprimirImprimir    
 

Sentencia T.S.J. Asturias 42/2011 de 7 de enero


 RESUMEN:

Sanción disciplinaria por el incumplimiento de las normas de seguridad: Falta de utilización de las gafas de seguridad pese a haber sido requerido para que las utilizase, lo cual conlleva una sanción de suspensión de empleo y sueldo. No procede. Se desestima el recurso.

OVIEDO

SENTENCIA: 00042/2011

T.S.J.ASTURIAS SALA SOCIAL

C/ SAN JUAN N.º 10

Tfno: 985 22 81 82

Fax:985 20 06 59

NIG: 33044 34 4 2010 0102778

402250

TIPO Y N.º DE RECURSO: RECURSO SUPLICACION 0002724 /2010

JUZGADO DE ORIGEN/AUTOS: DEM: 0000278/2010 del JDO. DE LO SOCIAL n.º: 004 GIJÓN

Recurrente/s: Serafin

Abogado/a: GUILLERMO RODRIGUEZ NOVAL

Recurrido/s: MOREDA RIVIERE TREFILERIAS S.A.

Abogado/a: JUAN CASTRO VIGIL

SENTENCIA N.º 42/11

En OVIEDO, a siete de Enero de dos mil once.

Tras haber visto y deliberado las presentes actuaciones, la Sala de lo Social del T.S.J. de Asturias, formada por los Iltmos Sres. D.ª MARIA ELADIA FELGUEROSO FERNANDEZ, Presidente, D.ª PALOMA GUTIERREZ CAMPOS y D. JOSE MANUEL BUJAN ALVAREZ, Magistrados, de acuerdo con lo prevenido en el artículo 117.1 de la Constitución Española,

EN NOMBRE DE S.M. EL REY

Y POR LA AUTORIDAD QUE LE CONFIERE

EL PUEBLO ESPAÑOL

ha dictado la siguiente

SENTENCIA

En el RECURSO SUPLICACION 0002724/2010, formalizado por el Letrado D. GUILLERMO RODRIGUEZ NOVAL, en nombre y representación de Serafin, contra la sentencia número 351/2010 dictada por JDO. DE LO SOCIAL N. 4 de GIJON en el procedimiento DEMANDA 0000278/2010, seguidos a instancia de Serafin frente a MOREDA RIVIERE TREFILERIAS S.A., siendo Magistrado-Ponente la Ilma Sra D.ª MARIA ELADIA FELGUEROSO FERNANDEZ.

De las actuaciones se deducen los siguientes:


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-D. Serafin presentó demanda contra MOREDA RIVIERE TREFILERIAS S.A., siendo turnada para su conocimiento y enjuiciamiento al señalado Juzgado de lo Social, el cual, dictó la sentencia número 351/2010, de fecha veintidós de Octubre de dos mil diez.

Segundo.-En la sentencia recurrida en suplicación se consignaron los siguientes hechos expresamente declarados probados:

1.º) El demandante, D. Serafin, mayor de edad, cuyos demás datos identificativos constan en el encabezamiento de la demanda, viene prestando servicios por cuenta y bajo la dependencia de la empresa MOREDA RIVIERE TREFILERÍA, S.A., desde el 17 de abril de 1989, con la categoría profesional de especialista, puesto de trabajo asignado en la máquina GZN 1, percibiendo un salario mensual de 2.032,78 euros brutos, con inclusión de la parte proporcional de las pagas extras, y sujeción de sus condiciones laborales al Convenio Colectivo de Empresa 2008-2010.

2.º) El mando intermedio, Severiano, emitió informe por el que comunicaba a la empresa el incumplimiento de normas de seguridad por parte del trabajador demandante los días 3 y 5 de febrero de 2010, en el turno de 6 a 14 horas, y los días 8, 9, 10, 11 del mismo mes, en el turno de 22 a 6 horas, al no haber hecho uso de las gafas de seguridad cuando estaba realizando trabajos de manipulación de alambres, rollos y demás elementos, pese a haber sido requerido expresamente para que las utilizase ya que en esos momentos las llevaba apoyadas en el casco, dejando los ojos libres sin protección. De ese informe le fue dado traslado al actor con fecha 18 de febrero para que en el plazo de cinco días alegase y propusiese las pruebas que estimase convenientes. El referido informe por venir unido a autos a los folios 39 bis y 40, se da por reproducido.

3.º) En la misma fecha, 18 de febrero, la empresa dio traslado del citado informe al Comité de Empresa, División de Cerramientos de Gijón, del que forman parte los delegados de prevención, Jacinta, Dionisio y Fulgencio, y a la Sección Sindical de CCOO, concediéndoles idéntico plazo para alegaciones y prueba, sin que nada alegasen.

4.º) Por escrito recibido por la empresa el 23 de febrero de 2010, el demandante solicitó que la sanción fuera anulada por carecer de fundamento.

5.º) En el caso de incumplimiento de normas de seguridad por los trabajadores, la empresa desde el 6 de marzo de 2010 ha de seguir un protocolo de actuación para la imposición de sanciones, que por venir unido a autos al folio 78 se da por reproducido.

6.º) Por comunicación escrita de fecha 3 de marzo de 2010, recibida por el actor, Comité de Empresa y Sección Sindical de CCOO, la empleadora impuso al trabajador por tales hechos la sanción de suspensión de empleo y sueldo por cuatro días, que cumpliría del 23 al 26 de marzo de 2010, ambos inclusive, por la comisión de faltas muy graves del artículo 94.8 y 4 de la derogada Ordenanza de Trabajo para la Industria Siderometalúrgica, siendo éstas la imprudencia en acto de servicio por el no uso de prenda de seguridad de carácter obligatorio, con riesgo de accidente para sí, y la desobediencia reiterada a un superior en materia de trabajo, con quebrantamiento manifiesto de la disciplina.

7.º) En la evaluación de riesgo del puesto de trabajo Máquina GZN1, es obligatorio el uso de gafas de protección para evitar la proyección de fragmentos o partículas en las tareas de corte de alambre, cuando se permanece próximo a la viga de soldadura, y en los casos en que se sueldan los extremos de alambre.

8.º) Los días 3 y 5 de febrero de 2010, en el turno de 6 a 14 horas, y los días 8, 9, 10, 11 del mismo mes, en el turno de 22 a 6 horas, el demandante, que estaba manipulando alambres y rollos, fue requerido al menos una vez por turno por el mando intermedio, Severiano, para que hiciese uso de las gafas de protección que llevaba apoyadas en el casco, dejando los ojos libres, haciendo caso omiso de tales advertencias. Incluso se le ofreció la posibilidad de hacer uso de las gafas panorámicas, contestando el actor que ese modelo lo utilizaba sólo para soplar la máquina, y que en ese puesto no existía una valoración de riesgos que le obligase a utilizar el modelo panorámico, por lo que no las pensaba cambiar. Ante tal respuesta el mando intermedio le informó que los hechos se pondrían en conocimiento del departamento de prevención de riesgos laborales, respondiendo el trabajador "que venga la responsable de dicho departamento a decírmelo si quiere." El día 11 de febrero fue nuevamente requerido por el Sr. Severiano para que se pusiese las gafas de protección por razones de seguridad en su puesto de trabajo, contestándole éste "ya me estás acosando con el tema de las gafas", poniéndoselas a continuación.

9.º) El demandante y el mando intermedio coincidieron como miembros del Comité de Empresa un año y medio sin que conste que haya habido incidente o altercado alguno entre ellos.

10.º) En el Convenio Colectivo de Empresa 2008-2009, se recoge una cláusula de remisión que establece que en todo lo no previsto o regulado en el Convenio se estará al contenido de la normativa y posteriores modificaciones de la Ordenanza de Trabajo derogada, así como a las demás disposiciones legales vigentes.

En la Ordenanza citada se regula como falta grave en su artículo 94.4, "Entregarse a juegos, cualesquiera que sean, dentro de la jornada de trabajo", y en el apartado 5, "la desobediencia a los superiores en cualquier materia de trabajo, incluida la resistencia y obstrucción a otros métodos de racionalización de trabajo o modernización que pretenda introducir la empresa, así como negarse a rellenar las hojas de trabajo, control de asistencia, etc. Si implicase quebranto manifiesto de la disciplina o de ella se derivase perjuicio notorio para la Empresa o compañeros de trabajo, se considerará falta muy grave".

En el apartado 8, se regula "la imprudencia en acto de servicio. Si implicase riesgo de accidente para sí o para sus compañeros, o peligro de averías para las instalaciones, podrá ser considerada como falta muy grave. En todo caso, se considerará imprudencia en acto de servicio el no uso de las prendas y aparatos de seguridad de carácter obligatorio."

En el artículo 97 b) al referirse a las faltas graves, se prevén como sanciones, "el traslado de puesto dentro de la misma fábrica y la suspensión de empleo y sueldo de dos a veinte días". Y en el apartado c) para las faltas muy graves, "suspensión de empleo y sueldo de veintiuno a sesenta días. Inhabilitación por un periodo no superior a cinco años para ascender de categoría. Traslado forzoso a otra localidad sin derecho a indemnización alguna. Despido."

11.º) El Acuerdo Estatal del Sector del Metal (BOPA 20 de marzo de 2009), prevé en su artículo 16 letra i), como falta leve "Todas aquellas faltas que supongan incumplimiento de prescripciones, órdenes o mandatos de un superior en el ejercicio regular de sus funciones, que no comporten perjuicios o riesgos para las personas o cosas", y en el artículo 17, letra e) como falta grave, "la desobediencia a las órdenes o mandatos de las personas de quienes se depende orgánicamente en el ejercicio regular de sus funciones, siempre que ello ocasione o tenga transcendencia grave para las personas o las cosas". Las sanciones previstas para la falta grave son "la amonestación por escrito, y la suspensión de empleo y sueldo de dos a veinte días".

12.º) Se celebró el acto de conciliación ante el UMAC en fecha 6 de abril de 2010, que terminó sin avenencia.

Tercero.-En la sentencia recurrida en suplicación se emitió el siguiente fallo o parte dispositiva:

"Que desestimando la demanda formulada por DON Serafin contra la empresa MOREDA RIVIERE TREFILERÍA, S.A., debo absolver y absuelvo a ésta de las pretensiones deducidas contra ella en el presente procedimiento, confirmando la sanción impuesta al trabajador demandante, en fecha 3 de marzo de 2010, por la que se acuerda la suspensión de empleo y sueldo durante cuatro días".

Cuarto.-Frente a dicha sentencia se anunció recurso de suplicación por Serafin formalizándolo posteriormente. Tal recurso fue objeto de impugnación por la contraparte.

Quinto.-Elevados por el Juzgado de lo Social de referencia los autos principales a esta Sala de lo Social, tuvieron los mismos entrada en fecha 22 de octubre de 2010.

Sexto.-Admitido a trámite el recurso se señaló el día 2 de diciembre de 2010 para los actos de votación y fallo.

A la vista de los anteriores antecedentes de hecho, se formulan por esta Sección de Sala los siguientes,


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-La sentencia de instancia, desestimando la demanda formulada por el actor, declaró la procedencia de la sanción impuesta por la comisión de una falta muy grave.

Frente a esta resolución articula el demandante un primer motivo de recurso denunciando, con amparo formal en el artículo 191 c) de la Ley de Procedimiento Laboral, infracción de los artículos 64.7 del Estatuto de los Trabajadores y 10.3.3 de la Ley Orgánica de Libertad Sindical, en relación con el 17 de la Resolución de 3 de marzo de 2009, por la que se publica el Acuerdo Regulador del Sector del Metal (BOE de 20 de marzo de 2009).

Entiende el recurrente que la empresa no ha dado cumplimiento al requisito de audiencia previa a los representantes de los trabajadores y, en particular, a los Delegados o Sección Sindical del Sindicato Comisiones Obreras, al que pertenece dicho interesado, ya que, como declara la resolución impugnada, "la notificación del "pliego de hechos", como la comunicación de la sanción a los representantes sindicales tuvo lugar en el mismo momento que al trabajador, omitiéndose como consecuencia de ello la posibilidad de la acción sindical que pudiera aclarar lo sucedido o en su caso atemperar la sanción impuesta, finalidad que conlleva el mandato que en las citadas normas se establece".

En el inalterado relato fáctico de instancia se declara probado:

- En el ordinal 2.º, que el mando intermedio emitió informe por el que se comunicaba a la empresa el incumplimiento de medidas de seguridad por parte del demandante, al no haber hecho uso de las gafas de seguridad cuando estaba realizando trabajos de manipulación de alambres, rollos y demás elementos, para que en el plazo de cinco días alegase y propusiese las pruebas que estimase convenientes.

- En el ordinal 3.º, que "en la misma fecha, 18 de febrero, la empresa dio traslado del citado informe al Comité de Empresa, División de Cerramientos de Gijón, del que forman parte los delegados de prevención...,y a la Sección Sindical de CCOO, concediéndoles idéntico plazo para alegaciones y prueba, sin que nada alegasen", y

- En el ordinal 5.º, que "en el caso de incumplimiento de normas de seguridad por los trabajadores, la empresa, desde el 6 de marzo de 2.010, ha de seguir un protocolo de actuación para la imposición de sanciones que, por venir unido a autos al folio 78, se da por reproducido".

En consecuencia con los anteriores presupuestos fácticos no puede acogerse el motivo de recurso porque la empresa puso en conocimiento de la Sección Sindical del Sindicato "Comisiones Obreras", al que pertenece el demandante, el "pliego de hechos", esto es, el informe emitido por el mando intermedio notificando a la empresa el incumplimiento de las medidas de seguridad por el trabajador, dándole un plazo de cinco días para alegaciones y prueba, sin que la coincidencia temporal con el plazo concedido al trabajador desnaturalice el carácter previo de la audiencia previa conferida a los representantes sindicales ni impidiese a aquella Sección Sindical el ejercicio de la acción sindical que le es propia. La empresa cumplió, por tanto, con las obligaciones que le imponen las normas cuya infracción se denuncia en el motivo de recurso, no siendo, por lo demás, exigible el cumplimiento de los requisitos que establece el Protocolo de 6 de marzo de 2010, ya que la sanción fue impuesta y notificada el 3 de marzo de 2010, con anterioridad a su entrada en vigor.

Segundo.-Con el mismo amparo formal se denuncia, como segundo motivo de recurso, infracción de los artículos 58 del Estatuto de los Trabajadores y 115 de la Ley de Procedimiento Laboral, en relación con los artículos 15, 16, 17 y 18 de la Resolución de 3 de marzo de 2009, por la que se publica el Acuerdo Regulador del Sector del Metal, BOE de 20 de marzo de 2009.

Partiendo de los presupuestos fácticos de la sentencia de instancia resulta plenamente acreditada la omisión reiterada de la medida de seguridad consistente en la no utilización de las gafas de protección, que las llevaba apoyadas en el casco, dejando los ojos libres sin protección, cuando estaba realizando trabajos de manipulación de alambres, rollos y demás elementos, (ordinal 21), pese a haber sido requerido para que procediese a su utilización, al menos una vez por turno, por el mando intermedio durante los días 3, 5, 8, 9, 10 y 11 de febrero de 2010 (ordinal 8.º).

De acuerdo con una reiterada doctrina jurisprudencial, el enjuiciamiento de los incumplimientos laborales debe abordarse de forma gradualista buscando la necesaria proporción entre la infracción y la sanción, aplicando un criterio individualizador que valore las peculiaridades de cada caso, por lo que han de analizarse, tanto a efectos exculpatorios como agravatorios, las circunstancias del caso concreto, han de ponderarse de forma particularizada todos los aspectos subjetivos y objetivos concurrentes, teniendo en cuenta los antecedentes y circunstancias coetáneas que definen la relación laboral como una relación continuada en el tiempo, de tal manera que hechos idénticos pueden ser tratados de forma distinta según las circunstancias subjetivas y objetivas concurrentes en el mismo, ya que "las infracciones que tipifica el artículo 54.2 del Estatuto de los Trabajadores, para erigirse en causa que justifique la sanción de despido han de alcanzar cotas de culpabilidad y gravedad suficientes, lo que excluye su aplicación bajo nuevos criterios objetivos, exigiéndose análisis individualizados de cada conducta, tomando en consideración las circunstancias que configuran el hecho, así como los de su autor, ya que solo desde esta perspectiva cabe apreciar la proporcionalidad de la sanción"; doctrina que no solamente es aplicable a los despidos sino, en general, a todo procedimiento sancionados a tenor lo previsto en los artículos 9.3, 14 y 24.1 de la Constitución y 3 y 48.2 del Estatuto de los Trabajadores.

La aplicación de esta doctrina jurisprudencial conduce a confirmar la sanción impuesta. Las circunstancias establecidas en el relato fáctico de la sentencia impugnada justifican la procedencia de la sanción a la que, de conformidad con la Cláusula de Remisión que recoge el Convenio colectivo de empresa, vigente durante los años 2008-2010, "...en todo lo no previsto en el Convenio será de aplicación el contenido de la normativa y posteriores modificaciones de la Ordenanza de Trabajo derogada, así como las demás disposiciones legales".

En aplicación de esta remisión, conforme se declara en la resolución impugnada, tanto los artículos 94.4 y 8 y el 97 b) de dicha Ordenanza como el Acuerdo Estatal del Sector del Metal, determinan la corrección de la calificación como muy grave de la sanción impuesta al recurrente, ya que, de conformidad a lo establecido en el artículo 115.1 a) de la Ley de Procedimiento Laboral, el órgano judicial confirmará la sanción cuando hayan sido acreditados dos extremos:

1.º) el cumplimiento de los requisitos formales que deben observarse en su imposición, y

2.º) una vez constatada la corrección formal de la sanción, la realidad del incumplimiento imputado al trabajador, así como su entidad, valorada según la graduación de las faltas y sanciones prevista en las disposiciones legales o en el convenio colectivo aplicable.

Finalmente debe tenerse en cuenta que, acreditada la existencia de un incumplimiento contractual del trabajador, que se califica técnica y legalmente como muy graves, tal como recuerda la Sentencia del Tribunal Supremo de 11 de octubre de 1993, "corresponde al empresario aplicar la sanción que estime conveniente", de tal manera que "...si ésta coincide con la descripción de las muy graves habrá de declarar que la calificación empresarial es adecuada y no debe rectificar la sanción impuesta, pues, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 58 del Estatuto de los Trabajadores, corresponde al empresario la facultad de imponer la sanción que estime apropiada, dentro del margen que establezca la norma reguladora del régimen de faltas y sanciones". En el presente caso se impone la sanción de cuatro días, del 23 al 26 de marzo, de suspensión de empleo y sueldo, inferior a la que el artículo 97 b) de la Ordenanza de Trabajo establecía para las faltas muy graves consistente en suspensión de empleo y sueldo de 21 a 60 días, y una vez que se acepta la calificación de la infracción como muy grave, no cabe imponer un correctivo distinto pues es facultad de la empresa, dentro de los limites normativos establecidos, elegir la sanción que estime más apropiada, sin que el órgano jurisdiccional puede corregir tal decisión e imponer un correctivo distinto.

Procede, en consecuencia, la confirmación de la sentencia de instancia y el rechazo del recurso.

VISTOS los anteriores preceptos y los demás de general aplicación,


FALLAMOS


 
Desestimar el recurso de suplicación formulado por Serafin frente a la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social n.º 4 de Gijón en los autos seguidos a su instancia contra la empresa MOREDA RIVIERE TREFILERÍA SA, sobre sanción, confirmando la resolución recurrida.

Se advierte a las partes que contra esta sentencia cabe interponer recurso de casación para la unificación de doctrina, que habrá de prepararse mediante escrito que se presentará ante esta Sala de lo Social dentro del improrrogable plazo de los diez días hábiles inmediatos siguientes a la fecha de notificación de la misma.

Pásense las actuaciones al Sr/a. Secretario para que puedan cumplirse los deberes de publicidad, notificación y registro de la Sentencia.

Así, por esta nuestra Sentencia, definitivamente juzgando, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de las condiciones generales de reutilización establecidas por el artículo 3.6 del Reglamento 3/2010, sobre reutilización de sentencias y otras resoluciones judiciales.
 
 
Checkpoint Connect
eCustomer Lexnova.es
 
Acceso a través de Internet a información jurídica relacionada con el Derecho