Legislación
 
 
 
Buscador de legislación
  
 
 
ImprimirImprimir    
Mostrar / Ocultar ÍndiceMostrar / Ocultar Índice
 



DECRETO 375/1991, DE 24 DE OCTUBRE, POR EL QUE SE DESARROLLA LA LEY 9/1991, DE 3 DE OCTUBRE, GALLEGA DE MEDIDAS BÁSICAS PARA LA INSERCIÓN SOCIAL, EN LO RELATIVO A LAS AYUDAS PARA SITUACIONES DE EMERGENCIA SOCIAL (DOG DE 6 DE NOVIEMBRE)


 
Documentos relacionados

En el campo de la asistencia social la Comunidad Autónoma de Galicia tiene competencia exclusiva, según lo dispuesto en el artículo 27.23 de su Estatuto de autonomía en relación con el artículo 148.1.20 de la Constitución española.

En virtud de esta atribución competencial el Parlamento de Galicia aprobó la Ley 9/1991, de 2 de octubre, gallega de medidas básicas para la inserción social, que establece una serie de medidas orientadas a la lucha contra la pobreza en nuestra Comunidad Autónoma y a la reinserción social y/o laboral de las personas afectadas por las diferentes formas de exclusión y marginación social.

La adecuada puesta en práctica de los programas establecidos en la citada norma exige su desarrollo a través de una normativa que, más pormenorizadamente, regule algunos aspectos procedimentales no concretados en la Ley gallega de medidas básicas para la inserción social.

El presente decreto aborda el desarrollo del título segundo de la ley, de las ayudas para situaciones de emergencia social, que pretende paliar las contingencias puntuales concretas de carácter extraordinario en las que se vean inmersas personas afectadas por una situación de necesidad sean o no beneficiarias de la renta de integración social de Galicia.

Por otra parte, la disposición final primera de la Ley 9/1991 mencionada autoriza a la Xunta de Galicia para dictar las disposiciones necesarias para el desarrollo y aplicación de la ley.

Es por ello por lo que, a propuesta del conselleiro de Trabajo y Servicios Sociales y previa deliberación del Consello de la Xunta de Galicia en su reunión del veinticuatro de octubre de mil novecientos noventa y uno, dispongo:


CAPÍTULO I

Disposiciones Generales


Artículo 1.— 1.  Las ayudas para situaciones de emergencia social constituyen una prestación económica de carácter extraordinario y pago único, destinada a paliar situaciones de emergencia de personas con hogares independientes afectados por un estado de necesidad.

2.  Estas ayudas se configuran como un derecho reconocible a toda persona que reúna los requisitos y las Condiciones exigidas en el presente decreto.


Artículo 2..— 1.  Estas ayudas tendrán carácter finalista y serán incompatibles con cualquier otra prestación pública, derecho a percepción económica o ingreso privado que pudiese corresponder al beneficiario o a otro miembro del hogar para la misma finalidad (artículo 42.1 de la ley gallega de medidas básicas para la inserción social).

2.  No obstante, podrán ser complementarias en los casos que se considere oportuno por la comisión técnica provincial correspondiente prevista en el artículo 53 del Decreto 374/1991, en virtud de la gravedad de la situación socioeconómica y familiar reflejada en los informes pertinentes.


CAPÍTULO II

De los requisitos


Artículo 3.— Se considerarán situaciones de emergencia social aquellas que originen gastos extraordinarios para cubrir necesidades específicas de carácter básico y urgente, tales como:

1.  Gastos imprescindibles para el uso de la vivienda habitual, entendiendo por tales todos aquellos necesarios para conservar el derecho de uso de la misma.

2.  Gastos imprescindibles para el mantenimiento de habitabilidad o accesibilidad de la vivienda habitual, incluyéndose en ellos los de reforma y adecuación básica, mantenimiento imprescindible y adaptación a las propias circunstancias físicas del usuario.

3.  Gastos destinados a dotar la vivienda del equipo mobiliario básico.

4.  Gastos destinados a cubrir, con carácter urgente, necesidades primarias: alimentación, vestido, atención sanitaria, instrucción y otras de naturaleza análoga, no cubiertas por los diferentes sistemas de protección social.

5.  Gastos destinados al traslado de vivienda, en caso de beneficiarios de la renta de integración social de Galicia, cuando así se proponga en el correspondiente proyecto de inserción.


Artículo 4.— Podrán ser beneficiarios de estas ayudas las personas que reúnan los siguientes requisitos:

a)  Ser mayor de edad.

b)  Estar empadronado y tener residencia efectiva en cualquier ayuntamiento de la Comunidad Autónoma gallega.

c)  No disponer de ingresos suficientes para afrontar los gastos derivados de la situación de emergencia.

d)  Tener constituido un hogar independiente, al menos con un año de antelación a la fecha de la solicitud.


Artículo 5.— A efectos de lo dispuesto en el presente decreto, se entiende por residencia efectiva aquella en la que el solicitante habite por tiempo superior a seis meses en un período de doce.


Artículo 6.— 1.  Se considerarán ingresos insuficientes, a los efectos de la aplicación de la presente medida, aquellos que, obtenidos por los miembros del hogar en concepto de rentas, retribuciones, pensiones, o cualquier otro título, excepto los de carácter finalista dirigidos a la formación reglada así como el complemento de inserción previsto en los artículos 6 y 8 del Decreto 374/1991, no sean superiores al ciento veinticinco por cien del importe del subsidio básico más el complemento variable en función de los miembros del hogar, de la renta de integración social de Galicia que, según el artículo 7 puntos 1) y 2) de dicho decreto, le correspondería.

2.  No podrá concederse esta ayuda cuando el solicitante o cualquier miembro del hogar sean propietarios o usufructuarios de bienes muebles o inmuebles que, por sus características, valoración, posibilidad de venta o cualquier forma de explotación, indiquen, de manera notoria, la existencia de medios materiales suficientes para atender los gastos objeto de las presentes ayudas (artículo 45.2 de la LGMBIS).


Artículo 7.— Tendrá la consideración de hogar independiente el marco físico de residencia estable de una sola persona o, en su caso, de dos o más vinculadas por matrimonio o cualquier otra forma de relación estable análoga a la conyugal, por adopción, acogimiento o parentesco de consanguinidad o afinidad hasta el cuarto o segundo grado respectivamente, con respecto al solicitante.


CAPÍTULO III

De la cuantía


Artículo 8.— Se establecen como cuantías máximas de las ayudas para situaciones de emergencia social, para cada uno de los conceptos descritos en el artículo 3, las siguientes:

1.  Cuatro veces el importe mensual del subsidio básico de la renta de integración social de Galicia establecido en el artículo 7.1 del Decreto 374/1991, para uso de la vivienda habitual.

2.  Doce veces el importe del subsidio básico de la renta de integración social de Galicia para gastos de mantenimiento de habitabilidad o accesibilidad de la vivienda habitual.

3.  Tres veces el importe mensual del subsidio básico de la renta de integración social de Galicia para gastos de equipamiento básico de la vivienda.

4.  Dos veces el importe mensual del subsidio básico de la renta de integración social de Galicia para gastos destinados a cubrir necesidades primarias.

5.  Dos veces el importe mensual del subsidio básico de la renta de integración social de Galicia para gastos derivados del traslado de la vivienda si éste se produce dentro de la misma localidad y tres veces aquel importe en el caso contrario.


Artículo 9.— 1.  Para determinar, en cada caso concreto, el importe de la ayuda se atenderá a la situación económica y familiar del solicitante de acuerdo con los siguientes criterios:

a)  Cuando los recursos económicos del solicitante sean iguales o inferiores al importe de la prestación económica de la renta de integración social de Galicia que, en su caso, le correspondería de acuerdo con el artículo 7, puntos 1 y 2 del Decreto 374/1991, se concederán las ayudas en sus cuantías máximas.

b)  Cuando los recursos económicos del solicitante excedan en su cuantía de la prestación económica de la renta de integración social de Galicia que, en su caso, le correspondería y no excedan del ciento veinticinco por ciento de la misma, se concederá como máximo el ochenta y cinco por ciento de las ayudas.


Artículo 10.— En ningún caso podrá concederse al titular del hogar o a cualquiera de sus miembros más de una ayuda para situaciones de emergencia social al año por el mismo concepto (artículo 46.3 LGMBIS).


CAPITULO IV

De la tramitación


Artículo 11.— 1.  Corresponde a los ayuntamientos, a través de los servicios comunitarios, la recepción, instrucción, propuesta de resolución y traslado del expediente a la delegación provincial correspondiente de la Consellería de Trabajo y Servicios Sociales, y el seguimiento y control de las ayudas concedidas, así como mejorar, en su caso, con cargo a sus presupuestos el importe económico de las ayudas para situaciones de emergencia social.

2.  No obstante, los ayuntamientos podrán celebrar convenios con la Xunta de Galicia con el fin de asumir la gestión única de estas ayudas, previa transferencia de los créditos que les correspondan.


Artículo 12.— La tramitación de las ayudas se iniciará, a instancia del interesado mediante la presentación en su ayuntamiento de residencia de la solicitud, en modelo normalizado, junto con la siguiente documentación:

a)  Copia del documento nacional de identidad del solicitante y del resto de los miembros de la unidad de convivencia obligados a obtenerlos y, en su caso, fotocopia del libro de familia.

b)  Declaración responsable del solicitante en la que se haga constar:

— La cuantía de los ingresos obtenidos por todos los miembros del hogar, por cualquiera de los conceptos contemplados en el artículo 6 del presente decreto.

— Los bienes y derechos de los que es titular, aportando la justificación documental que proceda.

— Que no se están percibiendo otras subvenciones o ayudas por el mismo concepto.

c)  El presupuesto de los gastos para los que solicita la ayuda.


Artículo 13.— A efectos de integrar el expediente administrativo, la documentación prevista en el artículo anterior será complementada por los correspondientes ayuntamientos mediante la aportación de los siguientes documentos:

1.  Una certificación en la que consten los siguientes extremos:

a)  El empadronamiento del solicitante.

b)  La convivencia de todos los miembros que integran la unidad familiar.

2.  El informe social.

3.  La propuesta de resolución.

4.  Cualquier otro dato o informe sobre aquellos aspectos que puedan incidir en la resolución del expediente.


Artículo 14.— El informe social al que se refiere el artículo anterior será elaborado por los servicios sociales comunitarios previa visita domiciliaria y, en la medida de lo posible, deberá constatar los siguientes extremos:

a)  La veracidad de las circunstancias alegadas por el solicitante como originadoras de la situación de emergencia.

b)  La situación de necesidad que determine la incapacidad económica.

c)  La residencia efectiva en el ayuntamiento, entendiendo por tal aquella en la que habite el solicitante por tiempo superior a seis meses en un período de doce.

d)  La adecuación y proporcionalidad entre lo solicitado y la necesidad descrita.

e)  La condición de habitual de la vivienda.

f)  El número de personas que convivan en el hogar y la relación de parentesco entre ellas.

g)  La descripción del hogar: sus condiciones y régimen de tenencia.


Artículo 15.— El ayuntamiento, excepto que tuviese asumida la gestión única de estas ayudas en la forma prevista en el artículo 11.2 del presente decreto, le remitirá, en el plazo de un mes contado desde la recepción de la solicitud, el expediente completo a la delegación provincial de la Consellería de Trabajo y Servicios Sociales para su calificación y posterior resolución por la comisión técnica provincial prevista en los artículos 52 y siguientes del Decreto 374/1991.


Artículo 16.— 1.  El pago de las ayudas se realizará mediante ingreso mecanizado en la cuenta corriente señalada a tal fin, cheque nominativo, giro postal o telegráfico, o en cual quiera otra forma que se establezca en la correspondiente resolución, atendiendo a las peculiares circunstancias de cada caso.

2.  No obstante, la Consellería de Trabajo y Servicios Sociales se reserva la facultad de efectuar el pago de la ayuda directamente y, en nombre del beneficiario, a la persona que realice la prestación o el servicio a favo de éste, en aquellos casos en que lo considere conveniente la comisión técnica provincial, a fin de garantizar su aplicación finalista.


Artículo 17.— En materia de tramitación de recursos se estará a lo dispuesto en el capítulo séptimo del Decreto 374/1991.


DISPOSICIÓN ADICIONAL


Como anexos I, II y III al presente decreto, se publican los modelos tipo de instancia, de declaración jurada y del informe social respectivamente.


DISPOSICIONES FINALES



Disposición final primera.— Se faculta el conselleiro de Trabajo y Servicios Sociales para dictar las normas necesarias para el de- sarrollo del presente decreto, así como para modificar sus anexos.


Disposición final segunda.— El presente decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el «Diario Oficial de Galicia».

Santiago de Compostela, veinticuatro de octubre de mil novecientos noventa y uno.


ANEXO I

Solicitud de Ayudas para situaciones de emergencia social

Nota

ANEXO II

Declaración responsable del Solicitante

Nota

ANEXO III

Informe social

Nota
 
 
Aranzadi Insignis
Checkpoint Fiscal