Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Noticias
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 
Regular el derecho a la desconexión por ley
09/08/2018-09:28
  • Las TIC facilitan el trabajo, pero difuminan la frontera entre la vida profesional y la personal
  • UGT denuncia que la conectividad no debe ser, en ningún caso, sinónimo de disponibilidad permanente hacia la empresa
  • La conectividad constante está aumentando los riesgos psicosociales, importante fuente de siniestralidad laboral en los últimos años

La Unión General de Trabajadores reclama la regulación del derecho a la desconexión por ley, incluyéndolo tanto en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales como un derecho más, como en la ordenación del tiempo de trabajo, ya existente en la Ley del Estatuto de los Trabajadores. Todo ello bajo el paraguas del diálogo social y sin perjuicio del relevante papel que pueden jugar los convenios colectivos, cruciales a la espera de una necesaria intervención legislativa.

El sindicato considera que agosto es, para muchos trabajadores y trabajadoras, el mes más esperado. Muchas personas ya están disfrutando del necesario descanso y otras muchas lo harán en breve. Sin embargo, año tras año vemos como resulta cada vez más complicado desconectar del trabajo. Cada vez es más habitual encontrarnos a personas atendiendo, en cualquier momento y en cualquier lugar, un mensaje, una llamada del trabajo o correo electrónico. Con el móvil, la tablet o el ordenador compartiendo espacio con la sombrilla y la toalla.

Respeto a los tiempos de descanso

Las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación (TIC's) facilitan el trabajo, pero también difuminan la frontera entre la vida profesional y la vida familiar y personal. Algunas empresas no respetan los tiempos de descanso de los trabajadores y trabajadoras lo que, unido al temor de estos a la pérdida del puesto de trabajo, dificultan o hacen imposible esa desconexión tan necesaria para poder afrontar de nuevo el trabajo cotidiano pasado el periodo estival.

Desde UGT, venimos denunciando que la conectividad no debe ser en ningún caso sinónimo de "disponibilidad permanente" hacia las necesidades de la empresa. La conectividad constante (atender el teléfono o la mensajería, revisar el correo electrónico o acceder a redes sociales de la empresa, etc.) dificulta la desconexión mental y la propia recuperación física y psíquica de las personas trabajadoras.

El sindicato manifiesta que esta disponibilidad permanente conlleva riesgos psicosociales e incrementa los niveles de estrés. Ya se está hablando de nuevas patologías como el tecnoestrés laboral o la "nomofobia" u otras adicciones derivadas del uso continuado y no racionalizado de las nuevas tecnologías.

Los riesgos psicosociales se han convertido en los últimos años en una importante fuente de siniestralidad laboral tanto en España como en Europa y todo apunta a que seguirán en esa línea por el creciente uso de las TIC. No olvidemos que la primera causa de mortalidad en nuestro país por accidente laboral son los derrames e infartos cerebrales. Causa muy relacionada con situaciones de estrés, ansiedad...

La frontera entre la vida laboral y la vida privada debe estar clara y, por eso, es fundamental que se regule por ley el "derecho a la desconexión" cuando se termina la jornada laboral, o en los períodos necesarios de descanso. Frente al "hiperpresentismo" digital, que habilitan las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, han de abrirse posibilidades de implementación de medidas de "desconexión" que permita gestionar adecuadamente el uso de estas tecnologías en la jornada laboral, garantizándose la desconexión digital y evitando su uso inadecuado durante los descansos y pausas, fuera de la jornada laboral o las vacaciones.

Compartir por email
Imprimir
 
 
 
TAZAS
Onesource
Dossier: RGPD
 
Tarifa plana