Preguntas con respuesta
 
 
 
Buscador de práctica
  
 
 
ImprimirImprimir    
 

¿CUÁL ES EL TIPO IMPOSITIVO APLICABLE POR LA PRESTACIÓN DE DETERMINADOS SERVICIOS POR UN CENTRO DEPORTIVO?


 
Consulta de la Dirección General de Tributos de 1 de septiembre de 2010, sobre el tipo impositivo del IVA que debe aplicar un centro deportivo por la explotación de sus servicios.


Resumen:
IVA: Explotación de un centro deportivo por una entidad mercantil. Prestación de diferentes servicios. Exención por asistencia de profesionales médicos y sanitarios: requisitos. Actividad de enseñanza de baile: se aplicará la exención siempre que la materia estuviera incluida en los planes de estudio del sistema educativo español. Tipo impositivo: se aplicará el tipo reducido del 7 por ciento cuando se trate de la prestación de servicios directamente relacionados con la práctica del deporte.


Descripción:
La entidad mercantil consultante va a explotar un centro deportivo en el que realizará las operaciones que se derivan de los supuestos enumerados a continuación:

1.  Cuota de alta, por la cual los socios tienen derecho a la utilización de las instalaciones deportivas del gimnasio.

2.  Entrada puntual de un día por parte de una persona, no socia, que sufraga un importe para acceder un día concreto y tener derecho a la utilización de las instalaciones deportivas.

3.  Bono de acceso por un período de diez días por una persona, no socia, que sufraga un importe para acceder un día concreto y tener derecho a la utilización de las instalaciones deportivas.

4.  El centro factura a los socios, el coste bancario de los recibos periódicos devueltos por el banco.

5.  Curso de baile, en el cual un monitor titulado da clases de baile.

6.  Curso de buceo, un monitor titulado da clases de submarinismo.

7.  Curso de natación, en el cual los socios pagan una cuota además del alta, para que un monitor titulado les dé clases de natación, así como las diferentes modalidades de gimnasia acuática.

8.  Masajes no terapéuticos, realizados por fisioterapeutas, por los cuales tanto los socios como no socios pueden acceder a ellos a cambio de un precio.

9.  Servicios Dietéticos, personal cualificado presta servicios de asesoramiento en temas de nutrición y dietética.

10.  Alquiler taquilla, los socios que lo deseen tienen derecho previa cuota, de una taquilla en la cual pueden guardar sus utensilios personales durante su dedicación al deporte en el centro deportivo.

11.  Alquiler albornoz, los socios tienen la opción de alquilar un albornoz propiedad del centro, en lugar de utilizar las toallas que el centro pone a disposición de los socios.

12.  Alquiler pista de pádel, el centro dispone de una pista de pádel la cual se pone a disposición de los socios y no socios para alquilar por horas.

13.  Alquiler de un carril de piscina, el centro deportivo facilita la opción de alquilar por horas los carriles de las piscinas.

14.  Alquiler pista polideportiva por horas para práctica de fútbol sala.

15.  Los socios pueden contratar por horas las clases de un entrenador personal, para la mejora de la práctica deportiva.

16.  Alquiler material deportivo, tal como raquetas de pádel, etc., para la práctica deportiva dentro del centro deportivo.

17.  El centro deportivo tiene una vitrina en la cual se expone material deportivo que puede ser adquirido por los socios.

18.  Paralelamente al alquiler de taquillas se ofrece a los socios la opción de adquirir un candado en depósito el cual deben devolver una vez finalizado el alquiler de las taquillas.

19.  El centro deportivo pone a disposición de los socios un parking, por el cual estos tienen que dejar en depósito una cantidad para poder acceder al parking, dicha cantidad se abona cuando los socios devuelven el mando de acceso a este.

20.  Recargo por pérdida del carné, en el caso que un socio pierda el carné que le permite acceder al centro deportivo, se le cobra una cantidad por la gestión de emitir un duplicado.

21.  Recargo por pérdida de la llave de la taquilla, de igual forma que por la pérdida del carné, si el socio pierde las llaves del candado de la taquilla, se le cobra una cantidad por la sustitución de este por uno nuevo.

22.  El centro deportivo recauda ciertas cantidades por la utilización de los socios de las básculas y "vending" de refrescos que dispone en el centro.

23.  Servicios médicos a personas físicas, consistentes en la prueba médica que valora la aptitud física. Así como las revisiones médicas para el seguimiento de la aptitud física.

24.  Campus de verano para grupos de niños/as. Durante el verano el centro deportivo imparte clases de diferentes modalidades deportivas a grupos de niños/as para introducirlos en la práctica del deporte.

25.  Comida servida en los Campus de Verano. Mientras duran los campus de verano el centro deportivo da el servicio de comedor (comida del mediodía) a los niños/as participantes del campus al igual que a los monitores. Este servicio es prestado por un catering contratado por el centro deportivo.

26.  Alquiler de la luz artificial que el centro pone a disposición de los usuarios cuando estos alquilan las instalaciones deportivas exteriores en horario nocturno.

27.  Servicio de acogida de niños una hora antes de la apertura del centro deportivo.


Cuestión planteada:
Tipo impositivo aplicable a dichas operaciones.


Contestación:
1.  De acuerdo con lo establecido en el artículo 4, apartado uno, de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (Boletín Oficial del Estado del 29), están sujetas al citado tributo las entregas de bienes y prestaciones de servicios realizadas en el ámbito espacial del Impuesto por empresarios o profesionales a título oneroso, con carácter habitual u ocasional, en el desarrollo de su actividad empresarial o profesional.

2.  El artículo 20, apartado uno, número 3.º de la Ley del Impuesto declara que estará exenta del mismo "la asistencia a personas físicas por profesionales médicos o sanitarios, cualquiera que sea la persona destinataria de dichos servicios.

A efectos de este Impuesto, tendrán la condición de profesionales médicos o sanitarios los considerados como tales en el ordenamiento jurídico y los Psicólogos, Logopedas y Ópticos, diplomados en Centros oficiales o reconocidos por la Administración.

La exención comprende las prestaciones de asistencia médica, quirúrgica y sanitaria, relativas al diagnóstico, prevención y tratamiento de enfermedades, incluso las de análisis clínicos y exploraciones radiológicas".

A tales efectos se considerarán servicios de:

a)  Diagnóstico: los prestados con el fin de determinar la calificación o el carácter peculiar de una enfermedad o, en su caso, la ausencia de la misma.

b)  Prevención: los prestados anticipadamente para evitar enfermedades o el riesgo de las mismas.

c)  Tratamiento: servicios prestados para curar enfermedades".

Dicho precepto condiciona pues la aplicación de la exención a la concurrencia de los dos siguientes requisitos: Un requisito de carácter objetivo, que se refiere a la naturaleza de los propios servicios que se prestan: deben ser servicios de asistencia a personas físicas que consistan en prestaciones de asistencia médica, quirúrgica o sanitaria relativas al diagnóstico, prevención o tratamiento de enfermedades en los términos indicados.

- Un requisito de carácter subjetivo, que se refiere a la condición que deben tener quienes prestan los mencionados servicios: los servicios deben ser prestados por un profesional médico o sanitario. A tales efectos, la Ley define expresamente quienes tienen la condición de profesionales médicos o sanitarios: "los considerados como tales en el ordenamiento jurídico" y, además, otros profesionales citados expresamente: Psicólogos, Logopedas y Ópticos, diplomados en Centros Oficiales o reconocidos por la Administración.

3.  Por su parte el artículo 20, apartado uno, número 8.º de la Ley 37/1992, dispone que estarán exentas del Impuesto sobre el Valor Añadido las siguientes operaciones:

"8.º  Las prestaciones de servicios de asistencia social que se indican a continuación efectuadas por entidades de Derecho Público o entidades o establecimientos privados de carácter social:

a)  Protección de la infancia y de la juventud.

Se considerarán actividades de protección de la infancia y de la juventud las de rehabilitación y formación de niños y jóvenes, la de asistencia a lactantes, la custodia y atención a niños menores de seis años de edad, la realización de cursos, excursiones, campamentos o viajes infantiles y juveniles y otras análogas prestadas en favor de personas menores de veinticinco años de edad.

b)  Asistencia a la tercera edad.

c)  Educación especial y asistencia a personas con minusvalía.

d)  Asistencia a minorías étnicas.

e)  Asistencia a refugiados y asilados.

f)  Asistencia a transeúntes.

g)  Asistencia a personas con cargas familiares no compartidas.

h)  Acción social comunitaria y familiar.

i)  Asistencia a ex-reclusos.

j)  Reinserción social y prevención de la delincuencia.

k)  Asistencia a alcohólicos y toxicómanos.

l)  Cooperación para el desarrollo.

La exención comprende la prestación de los servicios de alimentación, alojamiento o transporte accesorios de los anteriores prestados por dichos establecimientos o entidades, con medios propios o ajenos".

La Secretaría General Técnica del Ministerio de Asuntos Sociales, en su informe de 23 de junio de 1995, emitido a solicitud de esta Dirección General, considera que, en base a la normativa estatal y autonómica sobre la materia y a la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, debe entenderse por asistencia social "el conjunto de acciones y actividades desarrolladas por el Sector Público o por Entidades o personas privadas fuera del marco de la Seguridad Social, destinando medios económicos, personales u organizatorios a atender, fundamentalmente, estados de necesidad y otras carencias de determinados colectivos (ancianos, menores y jóvenes, minorías étnicas, drogadictos, refugiados y asilados, etc.) u otras personas en estado de necesidad, marginación o riesgo social".

4.  El artículo 20, apartado uno, número 9.º de la citada Ley 37/1992, establece que estarán exentas del mencionado Impuesto las siguientes operaciones:

"9.º  La educación de la infancia y de la juventud, la guarda y custodia de niños, la enseñanza escolar, universitaria y de posgraduados, la enseñanza de idiomas y la formación y reciclaje profesional, realizadas por entidades de derecho público o entidades privadas autorizadas para el ejercicio de dichas actividades.

La exención se extenderá a las prestaciones de servicios y entregas de bienes directamente relacionadas con los servicios enumerados en el párrafo anterior, efectuadas, con medios propios o ajenos, por las mismas empresas docentes o educativas que presten los mencionados servicios.

La exención no comprenderá las siguientes operaciones:

a)  Los servicios relativos a la práctica del deporte, prestados por empresas distintas de los centros docentes.

(.)".

El artículo 7 del Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido, aprobado por Real Decreto 1624/1992, de 29 de diciembre, (Boletín Oficial del Estado del 31) en la redacción dada por el Real Decreto 296/1998 de 27 de febrero (BOE del 28), establece que tendrán la consideración de entidades privadas autorizadas a efectos de lo dispuesto en el artículo 20, apartado uno, número 9.º de la Ley 37/1992, aquellos centros educativos cuya actividad esté reconocida o autorizada por el Estado, las Comunidades Autónomas u otros Entes públicos con competencia genérica en materia educativa o, en su caso, con competencia específica respecto de las enseñanzas impartidas por el centro educativo de que se trate.

En relación con lo previsto en el citado artículo 7 del Reglamento, la Resolución de 4 de marzo de 1993, de esta Dirección General (Boletín Oficial del Estado de 26 de marzo), ha señalado lo siguiente:

"Las competencias en materia de educación han sido transferidas por el Estado a diversas Comunidades Autónomas, resultando con ello que su regulación es diferente en unas y otras Comunidades y, por tanto, también es distinto el planteamiento relativo al requisito del reconocimiento o autorización del Centro educativo en cada una de ellas. Unas Comunidades lo exigen para el regular funcionamiento del Centro, mientras que otras no lo prevén en su legislación.

Sin embargo, la normativa del Impuesto sobre el Valor Añadido relativa a estas exenciones debe interpretarse de forma que no resulten soluciones distintas en unos casos que en otros, al objeto de evitar distorsiones en el funcionamiento del tributo que serían contrarias a los principios armonizadores del mismo.

En este sentido, debe considerarse que el requisito del previo reconocimiento o autorización del Centro de enseñanza sólo puede condicionar la exención de los servicios prestados por el mismo cuando dicho Centro radique en una Comunidad Autónoma cuya legislación aplicable exija el previo cumplimiento del mencionado requisito.

En aquellas otras cuya legislación no lo exija, el problema debe resolverse en atención a la clase o naturaleza de las actividades desarrolladas por el Centro en cuestión, de forma que dicho Centro se considerará autorizado o reconocido, a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido, cuando sus actividades sean única o principalmente enseñanzas incluidas en algún plan de estudios que haya sido objeto del mencionado reconocimiento o autorización, bien sea por la legislación de la propia Comunidad o por la del Estado que resulte aplicable".

A efectos de lo previsto en la citada Resolución, tendrán la consideración de centros educativos aquellas unidades económicas integradas por un conjunto de medios materiales y humanos ordenados con carácter de permanencia con la finalidad de prestar de manera continuada servicios de enseñanza.

Por tanto, a tales efectos, no es preciso que el Centro educativo disponga de un local determinado en el que se realice materialmente la actividad de la enseñanza, siendo suficiente con que cuente con un conjunto ordenado de medios materiales y humanos destinados a la prestación del servicio de enseñanza.

Asimismo, el servicio de enseñanza que presta el empresario titular del Centro educativo puede ser efectuado bien por dicho empresario o por personal dependiente del mismo, o bien por otros empresarios o profesionales con los que el empresario titular del Centro lo haya subcontratado.

El artículo 20, apartado uno, número 9.º anteriormente trascrito es transposición al ordenamiento interno de los artículos 131 y 132 de la Directiva 2006-112/CE del Consejo, de 28 de noviembre de 2006, relativa al sistema común del Impuesto sobre el Valor Añadido (DO L 347 de 11.12.2006), que establece:

Artículo 131:

"Las exenciones previstas en los capítulos 2 a 9 se aplicarán sin perjuicio de otras disposiciones comunitarias y en las condiciones que establezcan los Estados miembros a fin de garantizar la aplicación correcta y sencilla de dichas exenciones y de evitar todo posible fraude, evasión o abuso" Capítulo 2: Exenciones aplicables a ciertas actividades de interés general.

Artículo 132:

"1.  Los Estados miembros eximirán las operaciones siguientes:

(.) i) la educación de la infancia o de la juventud, la enseñanza escolar o universitaria, la formación o el reciclaje profesional, así como las prestaciones de servicios y las entregas de bienes directamente relacionadas con estas actividades, cuando sean realizadas por Entidades de Derecho público que tengan este mismo objeto o por otros organismos a los que el Estado miembro de que se trate reconozca que tienen fines comparables".

En relación con las condiciones y los límites que los Estados miembros pueden establecer a las exenciones previstas en la citada Directiva, se ha pronunciado el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, entre otras, en su sentencia de 17 de febrero de 2005, dictada en los asuntos acumulados C-453/02 y C-462/02, en el sentido de que actividades comparables, susceptibles de competir entre sí, no deben ser tratadas de forma distinta a efectos del IVA, a fin de salvaguardar la neutralidad del Impuesto.

Por tanto, de acuerdo con la jurisprudencia del Tribunal de Justicia citada, no puede condicionarse la exención de los servicios educativos, prevista en el artículo 132 de la citada Directiva, existiendo identidad en las prestaciones de servicios realizadas, a que el operador que la realiza esté autorizado por el órgano competente, dado que no se respetaría el principio de neutralidad fiscal.

5.  El artículo 20, apartado uno, número 13.º de dicha Ley señala que estarán exentas del Impuesto las siguientes operaciones:

"13.º  Los servicios prestados a personas físicas que practiquen el deporte o la educación física, cualquiera que sea la persona o entidad a cuyo cargo se realice la prestación, siempre que tales servicios estén directamente relacionados con dichas prácticas y sean prestados por las siguientes personas o entidades:

a)  Entidades de derecho público.

b)  Federaciones deportivas.

c)  Comité Olímpico Español.

d)  Comité Paralímpico Español.

e)  Entidades o establecimientos deportivos privados de carácter social.

La exención no se extiende a los espectáculos deportivos." La aplicación de la exención prevista en el artículo 20, apartado uno, número 13.º de la citada Ley está condicionada a la concurrencia de los siguientes requisitos:

1.º)  La exención sólo resultará aplicable a las operaciones, que de acuerdo con la normativa del Impuesto sobre el Valor Añadido, tengan la consideración de prestaciones de servicios, no resultando de aplicación, por lo tanto, a las operaciones que deban calificarse como entregas de bienes.

2.º)  La exención sólo se aplicará a las prestaciones de servicios que estén directamente relacionadas con la práctica del deporte o la educación física por una persona física.

En todo caso, no hay que olvidar que no todo servicio prestado con ocasión de la práctica de un deporte merece el calificativo de "servicios directamente relacionados con el deporte." Así, los que no se califiquen como tales, no gozarán de exención, aunque se presten con ocasión de la práctica deportiva.

6.  Se considerarán entidades o establecimientos de carácter social, de acuerdo con lo señalado en el artículo 20, apartado tres de la misma Ley aquéllos en los que concurran los siguientes requisitos:

"1.º  Carecer de finalidad lucrativa y dedicar, en su caso, los beneficios eventualmente obtenidos al desarrollo de actividades exentas de idéntica naturaleza.

2.º  Los cargos de presidente, patrono o representante legal deberán ser gratuitos y carecer de interés en los resultados económicos de la explotación por sí mismos o a través de persona interpuesta.

3.º  Los socios, comuneros o partícipes de las entidades o establecimientos y sus cónyuges o parientes consanguíneos, hasta el segundo grado inclusive, no podrán ser destinatarios principales de las operaciones exentas ni gozar de condiciones especiales en la prestación de los servicios.

Este requisito no se aplicará cuando se trate de las prestaciones de servicios a que se refiere el apartado uno, números 8.º y 13.º de este artículo.

Las entidades o establecimientos de carácter social deberán solicitar el reconocimiento de su condición en la forma que reglamentariamente se determine.

La eficacia de dicho reconocimiento quedará subordinada, en todo caso, a la subsistencia de las condiciones y requisitos que, según lo dispuesto en esta Ley, fundamentan la exención." Las operaciones amparadas por las exenciones previstas en el artículo 20, apartado uno, números 8.º y 13.º de la Ley 37/1992, deben realizarse por una entidad o establecimiento calificado como de carácter social, circunstancia esta última que no concurre en la entidad mercantil consultante, dado que parece tener ánimo de lucro en su actividad.

7.  El artículo 90, apartado uno de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, declara que el citado tributo se exigirá al tipo impositivo del 16 por ciento, salvo lo establecido en el artículo 91 siguiente.

El artículo 91, apartado uno.1, número 1.º de la Ley del Impuesto preceptúa que se aplicará el tipo impositivo del 7 por ciento a las entregas de "las sustancias o productos, cualquiera que sea su origen que, por sus características, aplicaciones, componentes, preparación y estado de conservación, sean susceptibles de ser habitual e idóneamente utilizados para la nutrición humana o animal, de acuerdo con lo establecido en el Código Alimentario y las disposiciones dictadas para su desarrollo, excepto las bebidas alcohólicas.

Se entiende por bebida alcohólica todo líquido apto para el consumo humano por ingestión que contenga alcohol etílico.

A los efectos de este número no tendrán la consideración de alimento el tabaco ni las sustancias no aptas para el consumo humano o animal en el mismo estado en que fuesen objeto de entrega, adquisición intracomunitaria o importación".

Por otro lado, el artículo 91, apartado uno.2, números 2.º, 8.º, 9.º y 11.º de dicha Ley, determina que se aplicará el tipo impositivo del 7 por ciento a las siguientes prestaciones de servicios:

"2.º  Los servicios de hostelería, acampamento y balneario, los de restaurantes y, en general, el suministro de comidas y bebidas para consumir en el acto, incluso si se confeccionan previo encargo del destinatario.

(.) 8.º  Los servicios prestados a personas físicas que practiquen el deporte o la educación física, cualquiera que sea la persona o entidad a cuyo cargo se realice la prestación, siempre que tales servicios estén directamente relacionados con dichas prácticas y no resulte aplicable a los mismos la exención a que se refiere el artículo 20, apartado uno, número 13.º de esta Ley.

9.º  Las prestaciones de servicios a que se refiere el artículo 20, apartado uno, número 8.º de esta Ley, cuando no resulten exentos de acuerdo con dichas normas.

(.) 11.º  La asistencia sanitaria, dental y curas termales que no gocen de exención de acuerdo con el artículo 20 de esta Ley".

8.  En relación con lo dispuesto en el artículo 91, apartado uno.2, número 8.º de la Ley 37/1992, se aplicará el tipo reducido del 7 por ciento siempre y cuando los servicios referidos en dicho precepto reúnan los requisitos previstos en el artículo anteriormente transcrito, es decir:

1.º)  Sólo resultará aplicable a las operaciones, que de acuerdo con la normativa del Impuesto sobre el Valor Añadido, tengan la consideración de prestaciones de servicios, no resultando de aplicación, por lo tanto, a las operaciones que deban calificarse como entrega de bienes.

2.º)  Sólo se aplicará a las prestaciones de servicios que estén directamente relacionadas con la práctica del deporte o la educación física por una persona física.

9.  El número 1.º del apartado tres del artículo 78 de la Ley 37/1992, excluye de la base imponible del Impuesto las cantidades percibidas por razón de indemnizaciones, distintas de las contempladas en el apartado anterior que, por su naturaleza y función, no constituyan contraprestación o compensación de las entregas de bienes o prestaciones de servicios sujetas al Impuesto.

A tal efecto, los gastos por impago de recibos devueltos que la entidad consultante carga a sus socios tienen la consideración de indemnizaciones, y no constituyen la contraprestación de operación alguna sujeta al Impuesto sobre el Valor Añadido y, por tanto, no procede repercutir dicho tributo en estos supuestos.

10.  Por otra parte, en cuanto a la consideración de la accesoriedad de una prestación de servicios respecto de otra principal, el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas afirma que "una prestación debe ser considerada accesoria de una principal cuando no constituye para la clientela un fin en sí, sino el derecho a disfrutar en las mejores condiciones del servicio principal del prestador (Sentencia de 22 de octubre de 1998, Madgett y Balwin, asuntos acumulados C-308/96 y C-94/97)". A estos efectos, el denominado "alquiler de la luz artificial" en el escrito de consulta, se configura como un medio de disfrutar en las mejores condiciones de otro servicio principal (alquiler pistas deportivas). Por tanto, se considerará un servicio accesorio de éstos, siguiendo el régimen de tributación de la operación principal.

11.  En consecuencia, este Centro Directivo le comunica lo siguiente:

1.º  Estarán sujetos y exentos del Impuesto sobre el Valor Añadido los servicios de asistencia médica, quirúrgica y sanitaria, relativa al diagnóstico, prevención y tratamiento de enfermedades según lo expuesto en el punto 2 anterior, prestados materialmente por profesionales médicos o sanitarios según el ordenamiento jurídico vigente, aunque dichos profesionales actúen por medio de una entidad mercantil o se los presten a la misma y, ésta, a su vez, facture dichos servicios al destinatario de los mismos.

Entre dichos servicios exentos se encontrarán los servicios médicos prestados a personas físicas, consistentes en pruebas médicas para valorar la aptitud física así como las revisiones sucesivas que resultan necesarias para el posible diagnóstico previo de enfermedades que desaconsejen la práctica del deporte.

2.º  En relación con los servicios de enseñanza de baile:

a)  En el supuesto de que la entidad consultante no fuese titular de un centro calificado de educativo a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido según los criterios anteriormente expuestos, no sería aplicable a las operaciones realizadas por dicha entidad la exención prevista en el artículo 20.uno.9.º de la Ley 37/1992.

b)  En el supuesto de que la mencionada entidad prestase los servicios de docencia a través de un centro calificado de educativo a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido, dichos servicios estarían exentos del Impuesto cuando las enseñanzas impartidas en el centro versasen única o principalmente sobre materias incluidas en alguno de los planes de estudios de cualquiera de los niveles y grados del sistema educativo español, se trate de enseñanza o de formación y reciclaje profesional, con independencia de que tenga o no reconocida autorización alguna por los órganos competentes de la Comunidad Autónoma donde está establecida.

En efecto, de acuerdo con los criterios establecidos por el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, ha de entenderse que ya no resulta de aplicación el requisito establecido en la Resolución de 4 de marzo de 1993 de esta Dirección General respecto a los centros educativos establecidos en Comunidades Autónomas que exijan autorización para la prestación de servicios educativos. Por tanto, tal como hemos señalado, los citados servicios educativos han de considerarse exentos del Impuesto con independencia de que cuenten con la autorización administrativa para su prestación en el caso de que ésta sea preceptiva.

c)  La exención no será aplicable en este caso a los servicios de enseñanza que versen sobre materias no incluidas en los referidos planes de estudios. La competencia para determinar si las materias que son objeto de enseñanza por un determinado centro educativo se encuentran o no incluidas en algún plan de estudios del sistema educativo a efectos de la aplicación de la mencionada exención y teniendo en cuenta a tal fin los criterios anteriormente expuestos, corresponde al Ministerio de Educación.

Según los antecedentes obrantes en este Centro Directivo la danza y el baile son materias incluidas en los planes de estudios del sistema educativo español.

3.º  Tributarán por el Impuesto sobre el Valor Añadido al tipo impositivo del 7 por ciento las operaciones siguientes:

a)  Aquellos servicios que estén directamente relacionados con la práctica del deporte o la educación física prestados a personas físicas, con independencia de que la contraprestación por el servicio prestado se satisfaga por dicha persona física, o por un tercero, persona física o jurídica, siempre que además se cumplan las restantes condiciones señaladas en el punto 5 de esta contestación. En particular, será de aplicación dicho tipo impositivo a los siguientes supuestos objeto de consulta:

- Cuota de alta.

- Entrada puntual de un día por parte de una persona no socia.

- Bono de acceso por un período de diez días por una persona no socia.

- Curso de buceo.

- Curso de natación.

- Alquiler taquilla.

- Alquiler pista de pádel.

- Alquiler de un carril de piscina.

- Alquiler pista polideportiva.

- Clases de un entrenador personal, para la mejora de la práctica deportiva.

- Alquiler material deportivo.

- Alquiler de un candado en depósito para las taquillas.

- Recargo por pérdida de la llave de la taquilla. Campus de Verano para grupos de niños/as.

- Recargo por pérdida de carné.

- Alquiler de la luz artificial.

b)  Las ventas de bebidas refrescantes y el suministro de comidas en campus de verano.

c)  Los servicios prestados por un fisioterapeuta, realizados con fines estéticos o relajantes, así como los servicios dietéticos efectuados por personal médico o sanitario, realizados todos ellos al margen o con independencia de una actuación médica relativa al diagnóstico, prevención o tratamiento de una enfermedad.

d)  Servicios de acogida de niños antes de la apertura del centro.

4.º  Tributarán al tipo impositivo del 16 por ciento los siguientes supuestos objeto de consulta:

- Alquiler de albornoz.

- Venta de material deportivo.

- Parking.

- Utilización por los socios de las básculas.

- Los servicios de masajes y dietéticos que no se realicen por personal médico o sanitario especializado al efecto y que disponga de la titulación específica para el desarrollo de los mismos.

- Comisión por explotación de máquinas de vending.

5.º  Los gastos por impago de recibos devueltos que la entidad consultante carga a sus socios tienen la consideración de indemnizaciones, y no constituyen la contraprestación de operación alguna sujeta al Impuesto sobre el Valor Añadido y, por tanto, no procede repercutir dicho tributo en este supuesto.

12.  Lo que comunico a Vd. con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.

 
 
Practicum Fiscal 2015 (pre-edición)